martes, 27 de julio de 2021

ZEDE Mariposa: ¿Un paraíso para el tráfico de órganos y las personas


Radio Progreso

Crear una ciudad nueva que brinde la más “alta calidad de vida” a través de un sistema policéntrico de gobernanza y un “santuario de salud” que fomente el turismo médico y de nacimiento, es la oferta Mariposa.

Mariposa, lanzada en 2021 a través de la página web www.mariposa.hn , es una propuesta de ciudad nueva o “proyecto posible de realizar en el país como parte del Programa ZEDE de Honduras”.

“Esta página ha sido creada para atraer a futuros residentes, inversionistas y miembros del equipo mientras aún estamos trabajando en nuestro plan maestro que se presentará al gobierno hondureño en un futuro cercano”, indican los fundadores del proyecto, Daniel Morin y Katerina Morin.

Daniel Morin es presentando como un arquitecto de software y fundador de GenoPro.com, una empresa dedicada a la creación de software para dibujar árboles genealógicos y genogramas. Mientras que Katerina Morin es exhibida como una psicóloga, de origen ruso, con estudios de comunicación que se dedica a “ayudar a las mujeres a crear embarazos saludables y experiencias de parto poderosas”.

De acuerdo al Movimiento Nacional Contra las ZEDE y por la Soberanía, a nivel mundial existen 5,400 proyectos de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), en Latinoamérica han sido aprobados varios, pero ninguno es tan agresivo como los establecidos en Honduras: ZEDE Morazán, ZEDE Próspera, ZEDE Orquídea y ZEDE Mariposa.

Según Daniel y Katerina Morin, fundadores del proyecto, la ciudad fue nombrada como Mariposa “porque una mariposa es un símbolo poderoso que representa resistencia, cambio, esperanza y vida”.

En ese sentido, Christopher Castillo, coordinador de la Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH) e integrante del Movimiento Nacional Contra las ZEDE, cuenta que Mariposa funciona con un esquema electrónico, el cual promueve la apertura de empresas e industrias a través de la web.

El portal en internet de Ciudad Mariposa establece que se visualiza cerca del mar Caribe “con playas limpias y rodeada de granjas orgánicas para establecer leyes que garanticen soluciones ecológicas”.

Castillo comenta que, desde el Movimiento Nacional Contra las ZEDE, no se descarta que Ciudad Mariposa se ubique sobre “esos 353 kilómetros cuadrados que se quieren expropiar para una ZEDE que hasta el momento no tiene nombre”.

Agrega que están apostando a otras formas de industria como el turismo médico y el turismo de maternidad, “en donde se plantea que las personas puedan dejar a sus hijos en una ciudad completa”.

“Santuario de salud”

Los ideólogos plantean a la ZEDE Mariposa como una ciudad que se convierta en “un santuario de salud con clínicas que utilizan una combinación de enfoques médicos holísticos que fomenten el turismo médico”, pero, además, “prácticas de vanguardia para la atención de la maternidad segura” que impulsen el turismo de nacimiento.

En opinión de la doctora Suyapa Figueroa, presidenta del Colegio Médico de Honduras, la orientación al turismo médico y de nacimiento se estaría prestando a realizar prácticas al margen de la ética profesional del ejercicio médico.

“Esto tiene que ver con las buenas prácticas de ética, pero, además, el respeto de derechos humanos y evitar que se convierta el turismo de medicina en prácticas como la fertilización in vitro, la maternidad subrogada o vientres de alquiler y la práctica de la eutanasia”, interpreta la doctora Figueroa.

La presidenta de los médicos, no duda que esas prácticas se prestarán para el tráfico de personas y el tráfico de órganos: “máxime cuando se autorizó en el Congreso Nacional que en el documento de identidad se colocara si está de acuerdo con ser donante o no”.

Tras la aprobación del nuevo Documento Nacional de Identificación (DNI), el Poder Legislativo, a iniciativa del diputado Dennis Castro, determinó que en la cédula se informe si el portador es donador de órganos. A finales de 2020, el Registro Nacional de las Persona informó que 181 mil hondureños y hondureñas estaban dispuestos a donar sus órganos al morir.

En abril de 2014, entró en vigencia la Ley de Donación y Trasplante de Órganos Anatómicos en Seres Humanos; la normativa dispone que todo órgano, tejido, derivados o materiales anatómicos derivados de seres humanos pueden estar a disposición para fines terapéuticos, de investigación y de docencia. Sin embargo, la Ley no es aplicada porque no existe un reglamento, el cual debe elaborar la Secretaría de Salud.

La doctora Figueroa señala que organismos internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), han catalogado a Honduras como unos de los países de mayor tráfico de órganos a nivel mundial.

“Esto es una práctica perversa por parte de este régimen, para poder legalizar prácticas de este tipo, pero también es una situación de vulnerabilidad de nuestra gente, para que experimente con medicamentos y con la sustracción de órganos”, reiteró Figueroa, al referirse al concepto de “santuario de salud” que proponen los creadores de Ciudad Mariposa.

Gobierno policéntrico

El turismo médico y el turismo de nacimiento estarán enmarcados en un sistema de gobernanza policéntrico “que el incentivo para los debates políticos permita que el mercado decida qué es lo mejor para sus ciudadanos”, indica los ideólogos Daniel y Katerina Morin.

En ese sentido, el abogado constitucionalista, Oliver Erazo, indica que el sistema de gobernanza policéntrico elimina la forma de gobierno y las decisiones serán tomadas de forma horizontal, “eso es sumamente peligroso, porque son narco Estados”.

“En esas ZEDE, donde no habrá jurisdicción por parte de la Corte Suprema de Justicia, no estará nuestra Policía y Fuerzas Armadas, podría ser un santuario de muchos delitos”, advierte Erazo, y plantea que los delitos estarían encaminados al tráfico de órganos y de personas.

Según el portal web de Ciudad Mariposa, en los últimos años, “más Zonas se han enfocado en reformas institucionales, legales y regulatorias. Hoy, la versión más atrevida es la Zona Hondureña de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE). Estos proyectos permiten a las empresas privadas crear zonas económicas especiales con sus propios sistemas administrativos, legales, regulatorios y tributarios».

El abogado Erazo indica que la forma de gobierno de Ciudad Mariposa es totalmente contraria a la establecida en la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE): “esto solo responde al hecho que Ciudad Mariposa está vendiendo una idea de no intervención del Estado de ningún tipo”.

Ciudad Mariposa, además de ser regida por un gobierno policéntrico, trabajará con un sistema monetario digital, el cual se basa en blockchain y las billeteras electrónicas que permiten las transacciones con criptomonedas.

La página de Ciudad Mariposa, en la red social Facebook, indica que “el primer gran negocio” interesado en domiciliarse es un hospital de 14,000 metros cuadrados, el cual planean realizar operaciones complejas como trasplante de médula ósea. Además, aseguran que han recibido una propuesta de una empresa de seguridad y una carta de intención de una granja local que produce únicamente carne y vegetales orgánicos.


No se pudo iniciar la repetición del juicio contra la ex primera dama


Radio Progreso

El Tribunal de Sentencia había programado, desde hoy 20 de julio hasta el 06 de agosto, la repetición del juicio oral y público contra la ex primera dama, Rosa Elena Bonilla de Lobo. Pero no fue posible iniciarlo debido a que la ex primera dama no pudo hacerse presente y su abogado defensor presentó un certificado médico que argumenta que se encuentra mal de salud.

Dos fiscales del Ministerio Público que llevan el caso también no asistieron al reportarse enfermas. Las autoridades judiciales han dado 48 horas de plazo para hacer las evaluaciones médicas forenses tanto a la ex primera dama como a dos fiscales que se declararon estar infectados por Covid-19.

La ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo es acusada como coautora de apropiación indebida y autora de ocho delitos de fraude, en el caso conocido como “Caja Chica de la Dama”.

Ya el 04 de septiembre de 2019, el Tribunal de Sentencia de la Corte Suprema de Justicia había condenado a 58 años de cárcel a Rosa Elena como coautora de apropiación indebida y autora de 8 delitos de fraude por haber desviado más de 12 millones de lempiras desde el Despacho de la primera dama hasta sus cuentas bancarias.

Pero en marzo de 2020, la Sala de lo Penal ordenó repetir el juicio tras analizar el recurso de casación presentado por la defensa de Rosa Elena de Lobo en el cual alegaron un quebrantamiento de forma.


Iniciativa Ciudadana para derogar las ZEDE ya está en el Congreso Nacional


Radio Progreso

El Consejo Nacional Anticorrupción, CNA, presentó una iniciativa con más de 15 mil firmas a la Secretaría del Congreso Nacional, mediante la que esperan que el Poder Legislativo, pueda derogar las ZEDE.

La solicitud se dio a través de un acto público en los bajos del hemiciclo legislativo en Tegucigalpa. A la entrega de los documentos llegaron activistas de diversos partidos políticos de oposición así como integrantes del CNA, quienes afirmaron que esperan que el Congreso dé el trámite correspondiente y que voten en favor de la soberanía nacional.

La iniciativa presentada deberá ir en primera instancia al Registro Nacional de las Personas, para verificar las firmas presentadas, luego la Junta Directiva deberá someterla a comisión de dictamen y al pleno, para que se tome la decisión que deberá contar con mayoría calificada, es decir 86 votos.

Según la Coordinadora del CNA, Gabriela Castellanos, la iniciativa cuenta con el respaldo de varios líderes políticos y ciudadanos, pero lamenta que la mayoría de los candidatos presidenciales, no estamparan su firma en la propuesta.

Por su parte la dirigente comunitaria Sua Martínez, dio a conocer que en las comunidades se están organizando para enfrentar este proyecto de venta del territorio impulsado por el Gobierno.

Recalcó que en el departamento de Atlántida siguen sosteniendo reuniones con representantes de varias corporaciones municipales, para poner en marcha cabildos abiertos, y extender las declaratorias de municipios libres de ZEDE.

El panorama no es nada prometedor para esta Iniciativa Ciudadana. Una vez que llegue al pleno del Legislativo, necesita al menos 86 votos para tener incidencia, eso quiere decir que más de 20 diputados nacionalistas deben traicionar la línea partidaria para que se haga realidad.

Esta situación es reconocida por el diputado liberal, Mauricio Villeda, quien aseguró que los nacionalistas o cualquier diputado de otro instituto político que voten en contra serán calificados como traidores a la patria.


Cuba inclina la balanza de América Latina

Rebelión

Por Claudio Katz


https://youtu.be/5XFu-yeZMi0

CUBA : El eterno retorno / l'éternal retour

CASTELLANO / FRANCAIS- En su programa 10'/HCO, Hernando Calvo Ospina nos cuenta brevemente la historia de mentiras y manipulaciones contra Cuba...- Dans son ...

Las protestas callejeras son datos cotidianos de América Latina que no sorprenden a ningún analista. Pero su irrupción en Cuba ha generado un inusual impacto por las consecuencias de esas marchas para el futuro de la región. Todos los actores políticos del hemisferio saben lo que se juega en la isla.

La doble vara de los medios de comunicación volvió a operar a pleno. Movilizaciones significativas, pero no multitudinarias, sin víctimas ni destrozos de significación fueron difundidas con títulos catástrofe. En las mismas pantallas y diarios apenas se menciona el asesinato habitual de manifestantes en Colombia, los disparos para cegar jóvenes en Chile o el brutal apaleamiento de los que protestan en Perú.

La pandemia y el derrumbe de la economía han potenciado en Cuba el mismo descontento que se verifica en todas partes. Pero estos dos terribles agobios del último año han sido terriblemente agravados en la isla por la singular pesadilla del bloqueo. Ningún otro país afronta el Covid y la recesión con una restricción tan brutal para adquirir alimentos, medicamentos o repuestos. Debe pagar costosos fletes o seguros y conseguir financistas dispuestos a lidiar con las sanciones de Estados Unidos.

Trump agravó el cerrojo obstruyendo los viajes y las remesas de los familiares que había flexibilizado Obama. Biden no modificó ese ahogo, luego de desplegar una campaña electoral macartista en la Florida. Mantiene la tipificación de Cuba como estado terrorista para acentuar el cerco sobre la isla.

UN AHOGO PREMEDITADO

Cuba sufrió un derrumbe del 11% del PBI el año pasado. Esa caída perforó el piso de la aguda depresión sufrida por América Latina. La desaparición del turismo privó al país de las pocas divisas que tenía para sobrevivir y el gobierno se vio obligado a implementar la unificación cambiaria para recaudar dólares. Necesita esos fondos para importar alimentos, medicinas y repuestos. Como las autoridades no cuentan con muchos mecanismos para obtener esos recursos, autorizaron mayores operaciones con las ansiadas divisas.

Esa decisión condujo a una devaluación que acrecentó la inflación y agravó la carencia de productos de primera necesidad. También se profundizó la desigualdad entre las familias que tienen o no acceso a los dólares. Las medidas posteriormente adoptadas para paliar los efectos del ajuste cambiario no compensaron el deterioro del poder adquisitivo.

Esta fragilidad externa de la economía cubana es muy conocida en todos los países latinoamericanos. Pero Cuba sufre el peculiar agravante de un ahogo premeditado impuesto por el bloqueo. Estados Unidos reforzó ese torniquete en plena pandemia. Ratificó las sanciones contra empresas del estratégico consorcio estatal GAESA, impuso el cierre de los servicios de Western Union, afianzó el drástico recorte de las remesas y reafirmó la prohibición de los vuelos. La frutilla del postre fue el cierre de los servicios consulares de la embajada norteamericana por los presuntos «ataques sónicos”.

Los voceros de la Casa Blanca presentan el bloqueo como un justificado embargo. Pero no ofrecen ningún argumento para explicar la brutal asfixia que imponen a los habitantes de la isla. Ese cerco contradice incluso los elogiados principios neoliberales de libre comercio. Ni siquiera pueden alegar la subsistencia de una involuntaria rémora de la guerra fría. El bloqueo fue acentuado en 1992 y 1996 y reforzado por Trump con 243 cláusulas adicionales.

Esta macabra ingeniería de sanciones tiene severos efectos sobre la provisión de energía. Cuba pudo aguantar sin apagones durante un tiempo, pero la aplicación del capítulo III de la Ley Helms-Burton afectó duramente el abastecimiento de combustible.

Mucho más dramática es la agresión en el plano sanitario. Cuba logró un manejo extraordinario de la pandemia durante el primer año, con un bajísimo indicador de muertes por millón de personas. Un país totalmente cercado vacunó al 34 % de la población mayor de 19 años con una dosis y logró la increíble proeza de crear las dos primeras vacunas elaboradas en la región. Ya consiguió la autorización para el uso de Abdala y Soberana.

Pero las autoridades no pudieron mantener esa misma eficacia frente al reciente rebrote de Covid. Algunos expertos atribuyen esa falla a la reanudación parcial del turismo. Un problema más crítico se verifica en la carencia de otros remedios y en la sub-ejecución de los presupuestos de salud. Para una isla que importa la mitad de los medicamentos básicos el bloqueo es doblemente criminal.

El gobierno estadounidense ha multiplicado los sufrimientos de Cuba en el pico del Covid para forzar su rendición. Busca provocar un desastre humanitario para presentar la intervención ulterior como un acto de socorro. Genera víctimas adrede para exhibirse luego como un gran salvador. El músico Rogers Waters ilustró muy bien este operativo, con la imagen de un vándalo que encierra y ahoga a los propietarios de una casa, para capturarla alegando que sus habitantes no saben gestionar esa unidad.

Biden ha obstruido también las donaciones y exige canales privados para concretar envíos a la isla sin ningún control de las autoridades. Coronó esa presión publicando un infame documento del Departamento de Estado, que presenta a las misiones de los médicos cubanos en el exterior como un ejemplo de “trabajo forzado”.

Ese texto denuncia que los profesionales de la isla son obligados a cumplir contra su voluntad, con una actividad destinada a exaltar los méritos del régimen. Los escribas de Washington están tan habituados a la codicia, el egoísmo y el maltrato imperial, que no conciben la existencia de actitudes de solidaridad internacional. Han naturalizado el modelo de acaparamiento de vacunas y robo de remedios que consumó Trump.


Las protestas sociales ayudan al control de la megaminería en Argentina


Scidev.net

Por Nicolás de la Barrera 

De 38 proyectos mineros presentados en Argentina entre 2002 y 2018, más de la mitad fueron suspendidos o cancelados debido a movilizaciones sociales. Crédito de la imagen: Noalamina Esquel/Facebook.]

Distintas formas de protestas de movimientos socioambientales y la presentación de recursos legales, entre otras estrategias, lograron suspender o cancelar 20 de 38 proyectos (52,5 por ciento) mineros de gran escala presentados en Argentina entre 2002 y 2018.

Según un análisis publicado en la revista The Extractive Industries and Society, otro de los logros de estos movimientos fueron las aprobaciones, en nueve provincias argentinas, de nuevas regulaciones que limitan las actividades extractivas.

Según dijeron a SciDev.Net las autoras del trabajo —Mariana Walter, de la Universidad Autónoma de Barcelona (España), y Lucrecia Wagner, del Instituto de Nivología Glaciología y Ciencias Ambientales de Argentina—, el “éxito” alcanzado en Argentina para frenar el avance de la minería a gran escala se explica por una combinación de factores.

Mencionan, por ejemplo, que la diversidad de estrategias implementadas y de actores que participan en los movimientos socioambientales incidieron en la marcha atrás de varios de los proyectos mineros.

También jugaron un rol “las redes de aprendizaje, colaboración y solidaridad” que las comunidades articulan a nivel local, provincial y nacional, y la realización de “movilizaciones preventivas” (antes del inicio de las actividades extractivas).

Lucas Christel, politólogo y especialista en actividades extractivas y resistencias sociales, quien no participó en el estudio, coincide en que las protestas “tempranas” resultan determinantes en la resistencia a la minería y en otras problemáticas ambientales.

Los amparos ambientales también fueron estrategias utilizadas en las resistencias. Asimismo, el estudio resalta el hecho de que la administración minera y ambiental esté a cargo de las provincias, porque también favorece a los movimientos ambientalistas, que de otra manera tendrían que llevar sus reclamos al gobierno nacional.

Sin embargo, el estudio advierte que esta realidad resulta en un riesgo para los movimientos locales, sobre lo que pueden recaer medidas represivas. “Creo que hay mucho mérito de las comunidades, pueblos o personas que en distintos momentos se involucraron y decidieron que no querían el desarrollo minero”, expresa Christel, becario posdoctoral del Conicet en el Instituto de Investigaciones Políticas.

El porcentaje de acciones logrado en Argentina, de acuerdo con el estudio, es muy alto en comparación a otros países de la región. Por ejemplo, Perú registró 30 por ciento de casos suspendidos o cancelados, Chile 28 por ciento, y Bolivia y Ecuador 15 y 14 por ciento, respectivamente.

Desde 2000, América Latina es la región del mundo que recibió más inversiones en minería metalífera, indica el trabajo. Sin embargo, desde entonces también se multiplicaron los conflictos —que, en algunos casos, incluyeron asesinatos de ambientalistas— por la instalación de empresas extractivas.

“Normalmente, la minería se lleva a cabo en lugares donde hay poca agua, y a veces hasta se quieren explotar los glaciares, y eso no está bien”. Miguel Blesa, Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional San Martín, Argentina

Un punto central de las protestas contra la minería a gran escala apunta a la utilización del recurso hídrico por parte de las mineras. “Normalmente, la minería se lleva a cabo en lugares donde hay poca agua, y a veces hasta se quieren explotar los glaciares, y eso no está bien”, dice el químico Miguel Blesa, director de la maestría en gestión ambiental en el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional San Martín (Argentina).

Actualmente, Chile debate un proyecto de ley que prohíbe la minería y cualquier actividad industrial en glaciares y que pone limitaciones para el ambiente periglaciar.

Más allá del uso de agua, la minería ha sido protagonista en los últimos años de dos desastres, ambos en Brasil. Uno fue en 2015, cuando la fractura de una represa de la minera Samarco provocó un alud de lodo contaminado que mató a 19 personas y afectó a 39 municipios de los estados de Minas Gerais y Espírito Santo. En 2019, en Brumadinho, una presa de una mina de hierro de Vale S.A. causó una avalancha que causó 270 muertos.

Para Blesa, sin embargo, con controles que sean “fuertes y seguros”, la minería a gran escala no ofrecería grandes preocupaciones por lo menos en materia ambiental. “Con un buen poder de policía y buena gestión no debería haber muchos problemas con el uso del cianuro”, afirma sobre la sustancia utilizada para extraer minerales y que, si bien es “extremadamente tóxica”, puede ser destruida por procesos químicos y en presencia de la luz solar.

“Esto se contrapone con la minería artesanal del oro, en Perú, Colombia, Brasil. Existe una enorme cantidad de emprendimientos menores que usan mercurio, y algunos mercurio y cianuro, en condiciones que no tienen ningún control ni protección”, dice Blesa a SciDev.Net.

“El problema de salud es muy serio para poblaciones muy vulnerables. Eso es más difícil de resolver que los problemas que plantea la minería a gran escala”, concluyó.

> Enlace al estudio publicado en The Extractive Industries and Society


El #MeToo empieza a calar en el mundo científico (pero lentamente)


Agencia Sinc

Por Cristina Sáez

El tipo de acoso más frecuente en la academia es el de género: comentarios, bromas, gestos, burlas y otros insultos. / Adobe Stock

Abusos, comportamientos sexistas, discriminación o comentarios de menosprecio perjudican la carrera de las investigadoras y hacen que muchas abandonen. El problema no es nuevo. Sin embargo, en los últimos años, las denuncias de acoso sexual de científicas y académicas se están tomando en serio.

“Antes de que pudiera levantarme y estrecharle la mano, Francis Crick cruzó el laboratorio en el que trabajaba, vino hacía mí y me tocó los pechos”, rememora aún estupefacta, casi seis décadas después Nancy Hopkins, catedrática emérita del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU. 

Cuando el vergonzoso episodio sucedió, esta bióloga molecular era una estudiante universitaria y trabajaba en prácticas en el laboratorio de James Watson —codescubridor junto con Crick de la estructura del ADN—. “¿Qué estás investigando?, me preguntó como si nada Crick, como si haberme tocado los pechos fuera algo normal”, explica Hopkins en Picture a Scientist, un documental de 2020, dirigido por Sharon Shattuck e Ian Cheney, en el que se señala que el acoso sexual o por razón de sexo afecta a una de cada dos científicas, ingenieras y médicas. 

El de Crick no es un caso aislado, otras mujeres han denunciado comportamientos abusadores en ciencia. Esta semana la revista Science ha confirmado que la Academia de Ciencias de los EEUU acaba de expulsar al biólogo evolutivo español Francisco Ayala, miembro desde 1980, después de que hace tres años renunciara a sus cargos de la Universidad de California en Irvine, donde era catedrático. En 2018, tras las denuncias de cuatro trabajadoras, la universidad abrió una investigación y encontró pruebas de que había incumplido las normas de la institución ante comportamientos sexistas.

La Academia de Ciencias de EEUU acaba de expulsar al biólogo evolutivo Francisco Ayala después de que en 2018 su universidad lo apartara por acoso

Según recuerda Science, las denunciantes le acusaron de tocamientos indeseados, así como lenguaje y comentarios inadecuados, también delante de otras personas. En una ocasión, recogía la revista estadounidense, le sugirió a una profesora que se sentara en su regazo mientras daba una charla “porque así seguro que sería más interesante”. Ayala se disculpó más tarde aduciendo que se trataba de una broma.

El anuncio de la Academia llega semanas después de que también expulsara al astrónomo Geoff Marcy, quien en 2015 fue apartado de la Universidad de California en Berkeley por acoso sexual.

El iceberg

Lamentablemente, tal como denuncia el documental Picture a Scientist, este tipo de conductas son solo la punta de un enorme iceberg que está sustentado por una miríada de comportamientos sexistas, sesgos de género, y discriminación directa o indirecta por razón de sexo.

Además del acoso sexual más obvio, las investigadoras se quejan de discriminaciones menos llamativas, como no ser invitadas a congresos, que no les propongan participar en una colaboración pese a ser las expertas, o de ser peor tratadas en la distribución de recursos

Entre los muchos ejemplos, las investigadoras se quejan de no ser invitadas a congresos, que no les propongan participar en una colaboración cuando son las expertas o no darles crédito por algo que han hecho. También, de recibir comentarios verbales denigrantes y humillantes para hacerles ver que no encajan. Dicen además que son peor tratadas que sus colegas varones en la distribución de recursos y que no suelen ser consideradas para promociones o premios, entre un largo etcétera.

Todas ellas son formas de discriminación insidiosas, más sutiles que la coacción directa sexual, y que acaban contribuyendo a expulsar a las mujeres de la carrera científica.

“Tanto el bullying como el acoso sexual son comportamientos prevalentes en la academia porque el sistema los sustenta con una estructura muy jerarquizada, donde los de arriba concentran todo el poder. Y a eso se suma que las investigadoras que sufren ese acoso están en situaciones muy precarias [suelen ser estudiantes de doctorado y posdocs] y tienden a no denunciar por miedo a que afecte a sus carreras”, expone a SINC Jessica Wade, física del Imperial College de Londres.

Un informe de las Academias de la Ciencia, la Ingeniería y la Medicina de EE UU concluye que la academia ostenta la segunda tasa más alta de acoso sexual, solo por detrás del ejército

Wade es una de las activistas en ciencia más reconocidas, que combate la invisibilización de las investigadoras en ámbitos STEM, entre otros, escribiendo una entrada diaria en Wikipedia sobre alguna científica o ingeniera desconocida.

La afirmación de esta física británica está respaldada por datos. Tras la estela del movimiento #MeToo, las Academias de la Ciencia, la Ingeniería y la Medicina de Estados Unidos publicaron en junio de 2018 el que es el informe más exhaustivo hasta el momento sobre acoso sexual o por razón de sexo en la ciencia. Este informe concluye que la academia ostenta la segunda tasa más alta de acoso sexual, solo por detrás del ejército.

Tiene voz de mujer

“Ocurre con frecuencia”, comenta a SINC María Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en Madrid. “Dentro de mi propia institución aún hay jefes de grupo que tienden a dirigirse a mí de manera un poco insultante. No asumen que una mujer más joven que ellos tome decisiones y suelen tener una actitud de retar, de provocar. Y me pasa en comités de evaluación, en jurados, mayoritariamente masculinos, que cuando defiendo mi caso, tienden a quitarle importancia a mis argumentos, a desmerecerlos. Es una actitud patriarcal”, recalca.

Dentro de mi propia institución aún hay jefes de grupo que no asumen que una mujer más joven que ellos tome decisiones, y suelen tener una actitud de retar, de provocar… María Blasco, directora del CNIO

El problema es que ese comportamiento de menosprecio hacia las capacidades de la mujer a menudo va enmascarado de crítica intelectual. ¿Debería una investigadora poner una queja formal cuando es interrumpida continuamente por hombres en una reunión? ¿O cuando sus argumentos son desestimados o su opinión no es escuchada?

“En paneles de selección de investigadores principales o líderes de grupo he visto categorizar a mujeres por tener voz de mujer con comentarios como ‘es que tiene poca fuerza y no tendrá capacidad de lucha’. Y se las elimina porque no aprecian fuerza en esa persona solo porque tiene una voz más delicada”, explica a SINC Isabelle Vernos, investigadora Icrea en el Centro de Regulación Genómica de Barcelona (CRG). “Pero si la mujer tiene la voz fuerte, tampoco la consideran válida. Porque entonces ‘es una histérica’, como he llegado a oír”, dice indignada.

De hecho, un artículo publicado en PNAS, liderado por la Universidad de Illinois Urbana-Champaign (EE UU), explica que el tipo de acoso más frecuente es, de largo, lo que en ciencias sociales se denomina ‘acoso de género’: comentarios, bromas, gestos, burlas y otros insultos que menosprecian a la mujer y también a colectivos minoritarios, como el LGTBI. A veces tiene un trasfondo con contenido sexual, pero muchas otras no.

El acoso basado en el género es insidioso porque no siempre se puede distinguir de la crítica o la grosería. Kathryn Clancy, catedrática de Antropología de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign

“El acoso basado en el género es insidioso porque no siempre se puede distinguir de la crítica o la grosería”, declaraba Kathryn Clancy, catedrática de Antropología de esta universidad estadounidense y primera autora, en el boletín de prensa de su institución. Según Clancy, a lo largo del tiempo, “este tipo de comportamiento dañino hacia el otro puede hacer que la persona dude de sí misma, de su valía, y que abandone la investigación”.

“He oído a un [científico] top decirle a una estudiante que lo mejor que podía hacer era volverse a su país a fregar platos”, recuerda Vernos. Por su parte Blasco cuenta que le han dicho cosas como “la niña esta’” o ”eres demasiado joven”. Y ella se pregunta: “¿Demasiado joven para qué? En el caso de los hombres no se les considera nunca demasiado jóvenes para nada”, asevera.

Un secreto a voces 

No son casos aislados, alertaba el informe de Academias de la Ciencia, la Ingeniería y la Medicina de EE UU —mencionado previamente—, sino un comportamiento generalizado en todas las disciplinas científicas que provoca profundas secuelas de por vida en muchas investigadoras. A menudo, las víctimas están solas.

Cuando estaba haciendo mi tesis, un famoso investigador, cuyo nombre no diré, aseguraba que había cuatro tipos de hombres: listos trabajadores, listos perezosos, tontos trabajadores y tontos perezosos; pero solo dos tipos de mujeres: tontas trabajadoras y tontas perezosas. Isabelle Vernos, investigadora Icrea en el CRG

“Recuerdo que cuando estaba haciendo mi tesis en la universidad, un famoso investigador, cuyo nombre no diré, aseguraba que había cuatro tipos de hombres: listos trabajadores, listos perezosos, tontos trabajadores y tontos perezosos, pero solo dos tipos de mujeres: tontas trabajadoras y tontas perezosas”, recuerda Vernos. “Entonces no dije nada, tenía 23 años, él era alguien superfamoso y yo estaba haciendo la tesis. Hoy hay más consciencia de que eso es intolerable y también más herramientas para denunciarlo”, añade.

En universidades este tipo de situaciones es común. En España no estamos aún muy habituados a conocer casos de profesores expulsados por incumplir reglas contra el acoso, “aún vamos por detrás, pero haberlos, ‘haylos’», dice Blasco.

Según la encuesta de la Universidad de Texas en Austin, el 20 % de las licenciadas en ciencias, el 27 % en ingeniería y el 47 % en medicina aseguraban haber sido acosadas por profesores u otros trabajadores de la universidad

En países como Estados Unidos y Reino Unido, los centros y universidades, forzados por algunos escándalos, han empezado a tomar cartas de forma activa en el asunto. Para empezar, han comenzado a cuantificar el problema. Una encuesta de 2017 de la Universidad de Texas en Austin concluía que el 20 % de mujeres licenciadas o con posgrado en ciencias, el 27 % en ingeniería y el 47 % en medicina aseguraban haber sido acosadas por profesores u otros trabajadores de la universidad.

Según los resultados de este estudio, “el efecto acumulativo del acoso es extremadamente dañino”. Además, se ponía de relieve que las políticas que se han desarrollado para atajar el problema “son inefectivas porque están hechas para proteger a las instituciones y no a las víctimas”.

En Reino Unido, la Universidad de Cambridge puso en marcha un sistema de denuncia anónimo dentro de la campaña Breaking the silence (romper el silencio) y recibió en nueve meses 173 denuncias. Otros centros han seguido a Cambridge y han introducido herramientas de soporte similares. En este sentido, el grupo 1752, dedicado a denunciar y a erradicar el acoso sexual por parte de profesorado o personal de la universidad a estudiantes, desempeña un papel muy activo y ha elaborado un informe muy completo sobre acoso sexual en la formación superior. 

Ámbitos masculinizados

La situación se agrava, sobre todo, en ámbitos tradicionalmente muy masculinizados, como, por ejemplo, la astrofísica; según una encuesta de 2016 de la Unión Internacional de Astronomía, solo un 17 % de sus miembros son mujeres. “No sé si de forma consciente o no, siempre he elegido trabajar en entornos más jóvenes y emergentes, en los que hay más paridad, menos jerarquía y es menos habitual que se den situaciones de acoso sexual”, señala Wade. En este sentido, el clima de trabajo de una institución es de lejos, y, según constatan los estudios al respecto, el mejor predictor de acoso sexual.

Para Clancy es fundamental implicar en ese proceso a los hombres porque si ellos ven el acoso sexual un tema solo de mujeres, o un problema, no se logrará avanzar

Según reclaman la mayoría de estudios publicados hasta el momento en esta materia, la solución pasa por cambiar la cultura de la ciencia y eso implica un liderazgo sin figuras que perpetúen el sexismo y la misoginia. También es preciso aumentar la diversidad de la plantilla; corregir desequilibrios de género extremo contratando a más mujeres y personas de género diverso y, sobre todo, integrar a las investigadoras en todas las disciplinas y niveles de la organización.

Hay que crear espacios, defiende Clancy, en los que todos los géneros compartan poder, autoridad y respeto, y es fundamental implicar en ese proceso a los hombres. Porque si ellos ven el acoso sexual un tema solo de mujeres, o un problema, no se logrará avanzar.

Ejemplos de buenas prácticas

Ya hay ejemplos de buenas prácticas. Por ejemplo, la colaboración internacional LIGO, que logró detectar por primera vez ondas gravitacionales en 2015 y en la que participan más de 1.500 científicos de todo el mundo, tenía un código de conducta que tenía que aceptar y cumplir todo aquel que quisiera entrar a formar parte en el que se especificaba muy claramente que actitudes de discriminación por cualquier motivo no eran aceptadas. “Los códigos de conducta son una declaración de intenciones, muy efectivos, porque ponen a todo el mundo en la misma página antes de empezar”, señala Wade.

La Sociedad Internacional de Óptica y Fotónica (SPIE) cuenta también un código de conducta con el foco puesto en el acoso que se da en reuniones y conferencias, y que acaba provocando que muchas mujeres desistan de ir a estos eventos; si alguien viola ese código, lo expulsan sin dilación.

En España, algunos centros ya trabajan en este sentido. En el CNIO cuentan con un comité de ética que ya se ha activado en diversas ocasiones por situaciones de acoso de hombres hacia mujeres. “Una de esas acabó en el despido de una persona del centro. “Un hombre”, dice Blasco, que asegura que “en el CNIO comportamientos de este tipo son totalmente inaceptables”.

“Tenemos una oficina de la mujer, hacemos seminarios todos los meses para tratar temas de género. Cualquiera que trabaje aquí sabe que es un tema importante, lo que dificulta que alguien pueda no tomárselo en serio”, asegura esta directora.

El CRG es otro de los centros muy activos en políticas de igualdad de género y cuenta con un protocolo reciente de prevención del acoso. Y desde la Unidad de Mujeres y Ciencia del Ministerio de Ciencia, explica su directora Zulema Altamirano, se imparte formación a todo el personal sobre igualdad y prevención de conductas de este tipo. Además, están elaborando, por un lado, guías específicas para el abordaje del acoso sexual y por razón de sexo; y por otro, un manual sobre sesgos de género en ciencia, tecnología e innovación.

El #MeToo ya está impregnando la ciencia y provocando cambios, aunque por el momento, son demasiado lentos. Jessica Wade, física del Imperial College de Londres

“Es la única manera”, considera Jessica Wade: trabajar activamente para cambiar esa cultura de abuso y malos tratos hacia las mujeres y minorías en el sistema científico. Al final la solución pasa por “corregir desequilibrios de poder, dejar de idolatrar a personas que están en la cúspide de la pirámide cuando hacen cosas mal, ya sea bullying, acoso o manipulación de datos. Ser transparentes con qué ocurre con esas personas, no mirar a otro lado”, resume esta investigadora, que reconoce que el #MeToo ya está impregnando la ciencia y provocando cambios, aunque por el momento, dice, “son demasiado lentos”.


lunes, 26 de julio de 2021

Jóvenes Embajadores avanzan dando pinceladas de memoria histórica en Honduras


Defensores en Línea

Por Riccy Ponce 

Con el fin de dar a conocer el proyecto y las actividades que han venido desarrollando, los jóvenes Embajadores de la Memoria participaron el día sábado en varias acciones, como la siembra de árboles en el Hogar contra El Olvido y su participación en el programa radial Voces contra El Olvido del Cofadeh que se transmite todos los fines de semana por radio Globo.

El proyecto Jóvenes Embajadores de la Memoria lo ejecuta el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) y va encaminado al rescate de la memoria histórica del país.

Los jóvenes se reunieron en horas de la mañana del sábado con la coordinadora general del Cofadeh, Berta Oliva, en el Hogar contra El Olvido, donde aprovecharon para realizar la siembra de árboles en el sendero de los desaparecidos.

En horas de la noche participaron en el programa Voces contra El Olvido que transmite por las frecuencias de radio Globo y varias radios comunitarias a nivel nacional.

Laura Ramírez señaló que este proyecto surge como iniciativa del COFADEH y de la familia del comité, y que como jóvenes han crecido junto a ellas.

“Hemos aceptado con bastante productividad el estar formándonos con este tema, y ahora sabemos que cada rincón tiene un significado histórico y es bastante aceptado por nosotras”.

Laura comentó que cuando eran pequeños para ellos ir a las instalaciones del Cofadeh era ir a la oficina de trabajo de sus madres, pero que ahora que ya tienen conocimiento de la historia, “miro con otros ojos las instalaciones y a las personas, pues no son trabajadoras comunes, sino que son defensoras y que cada una tiene su historia”.

Señaló además que ha sido bástate productivo escuchar a todas las personas víctimas de todos estos atropellos del sistema, en este caso de los ochenta, que fue una década de terror para nuestro país”.

La joven agregó que los libros casi no hablan de temas de memoria histórica ni las desapariciones forzadas; muchas personas de diferentes países pensaban diferente, soñaban con una patria libre como en el caso de Honduras.

“En el colegio y escuelas no nos hablan de esos procesos que han pasado en el país, ni en la misma universidad, todo lo que pasó en los ochenta es obviado, como que no existiera, y pasó en nuestro país y que es algo que cuentan en otros países como en Argentina”.

Por su parte Berta Elena Nativí expresó que al estar en el proyecto Embajadores de la Memoria se dan cuenta que tienen un gran privilegio como jóvenes que les están dando una gran oportunidad de no solo formarse y adquirir conocimientos, también que es una gran experiencia realizar diversas actividades encaminadas al rescate de la memoria histórica como la siembra de árboles en el sendero de la memoria del Hogar contra El Olvido.

“Hoy fuimos a sembrar árboles de caoba, esto nos hace conectarnos con la naturaleza, nos hace entender, responsabilizarnos y tener disciplina desde temprana edad”.

Indicó que se han dado cuenta de la gran responsabilidad que tienen con Honduras, y que seguir los pasos del COFADEH ha sido una experiencia enriquecedora.

Entre las actividades que han realizado esta la visita la Casa de Amarateca que por mucho tiempo fue conocida como “casa del terror” por los crímenes de lesa humanidad que allí se cometieron en la época de los años ochenta, y que ahora se está edificando un museo contra el olvido.

“Fuimos a la Casa de Amarateca a ver el Museo Contra el Olvido y allí aprendidos sobre los casos como los seis estudiantes, que fueron torturados en esa casa y que era una casa de operación militar”.

“Hemos estado leyendo las Fuerzas Revolucionarias que es de Tomas Nativí, ha sido un proceso de un año y que todavía no acaba, viene empezando y hemos estado trabajando poco a poco y seguimos adelante”.

Finalmente reflexionó que “el solo saber que tengo una responsabilidad con mi familia, conmigo misma, con mi abuelo Tomás, porque mi experiencia más grande no ha sido lo que he recibido, sino que me he dado cuenta desde adentro de mi despertar mi confianza”.

Camilo Ramírez dijo al programa radial Voces Contra el Olvido que está muy entusiasmado con el proyecto, para que la memoria histórica no muera, ya que tarde o temprano las personas que están transmitiéndolo ahorita en un futuro ya no podrán por la edad.

“Es una vista a futuro para que nosotros sigamos con esta misión, porque es una misión de nunca olvidar los hechos que sucedieron en nuestro país, es impactante saber lo que sucedió y uno lo siente como algo necesario para que la demás gente sepa”.

Otra de las jóvenes Embajadoras de la Memoria es Betzaida Baca, quien manifestó que para ella ser convocada a formar y estar dentro del proyecto es una experiencia de mucho aprendizaje y fortaleza, que le sirve para poder transmitir a las demás personas sobre la memoria histórica y que esta no quede en el olvido.

Sobre las actividades que han realizado para conocer sobre la memoria histórica, indicó que “todas han sido de mucho aprendizaje, pero la que más me ha marcado e impactado es la visita   a la Casa de Amarateca, la cual era utilizada como centro de tortura, ha sido de mucho impacto en mi vida, ya que me sentí en el lugar de muchas personas que tienen a sus familiares desaparecidos”.

Berta Oliva, coordinadora general del COFADEH, señaló que la apuesta por el relevo generacional y el rescate de la memoria histórica no es una apuesta meramente nacional-local, sino que nacional-continental.

La histórica defensora de los derechos humanos manifestó que son jóvenes que están atentos y atentas a conocer y a ver una relación entre lo que significa defender el agua y los recursos naturales, defender todo eso que nos hace vivir en armonía, y tratar de hacer acciones que edifiquen la memoria”.

El objetivo de este proyecto, según la coordinadora del COFADEH, es que se sientan parte de sus procesos, y además indicó que la siembra pasa no solo por la siembra de un árbol, si no por sembrar memoria.


Prohíben entrar a los Estados Unidos al expresidente Lobo y su familia


Radio Progreso

A través de un mensaje en su red social de twitter, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, informó que tanto el expresidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa y su familia, no son elegibles para ingresar a territorio norteamericano.

“Los actos corruptos del expresidente de Honduras Lobo socavaron la democracia en Honduras. Estoy designando a Lobo y sus familiares inmediatos como no elegibles para ingresar a los Estados Unidos. Permanecemos #UnitedAgainstCorruption con nuestros socios en Honduras”, escribió el jefe de la diplomacia norteamericana.

Para el analista político, Efraín Díaz Arrivillaga, esa actitud de Estados Unidos sigue siendo vacilante frente a lo que pasa en Honduras y otros países.

“No es la misma posición que tienen frente al gobierno de Honduras con todo lo que saben de corrupción, de impunidad, de problemas serios que pasan frente a lo que también pasa por ejemplo en Nicaragua. Esa doble posición creo que no es necesariamente saludable”, manifestó Arrivillaga en Radio Progreso.

Dijo que para superar la crisis que vive el país, los hondureños y hondureñas no deben poner sus esperanzas en el papel de Estados Unidos y en la comunidad internacional en general.


Inician acciones de protestas contra las ZEDE


Radio Progreso

El Movimiento Nacional Contra Las ZEDE y por la Soberanía convocó para hoy martes a movilizaciones en diferentes puntos del país, con el objetivo de continuar posicionando la demanda de derogación de la Ley Orgánica de la Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, ZEDE.

Las protestas iniciaron desde muy temprano con toma de la carretera CA-13 que comunica El Progreso, Yoro con el litoral Atlántico a la altura del puente de Quebrada Seca.

En el caso de la capital, Tegucigalpa, la movilización está convocada a partir de las 4:00pm, frente al redondel del Bulevar Juan Pablo II.

Christopher Castillo, integrante del Movimiento Nacional Contra las ZEDE, dijo en Radio Progreso que otro de los objetivos de la movilización es hacer un llamado colectivo a resistir y a declararse como un pueblo en lucha contra las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico.

En el municipio de San Marcos de Colón, Choluteca, desde hace varios meses se comenzó con la construcción de una de las primeras Zonas Especiales de Desarrollo Económico, en territorio hondureño.

En ese sentido, frente a la amenaza que significa la construcción de la primera ciudad modelo, las comunidades con el acompañamiento de organizaciones sociales y populares de la zona, han anunciado una movilización regional para expresar su rechazo a los cuestionados proyectos.

Mientras que, en el marco de las acciones que se realizan a nivel nacional convocadas también por la Convergencia Contra el Continuismo, sindicatos de San Pedro Sula, preparan su protesta a partir de las 4:00pm. La exigencia es la misma: la derogación de la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, ZEDE.


Nadie sabe cuándo llegará la segunda dosis de la Sputnik V


Radio Progreso

La llegada de la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, es un misterio, y ni las autoridades gubernamentales tienen claro lo que pasará. El Jefe de Regulación de la Secretaría de Salud, Cesar Barrientos, sostiene el mismo discurso de hace tres semanas, el que consiste en que las conversaciones están abiertas, pero sin tener datos concretos.

Barrientos sostuvo que el problema es de fabricación y que están agilizando la adquisición de la vacuna a todos los niveles para que pueda llegar al país antes de los 90 días plazo entre la aplicación de la primera y segunda dosis.

Barrientos dijo que son más de 40 mil personas las que están a la espera del segundo componente, por lo que reiteró que los técnicos de la Secretaría de Salud están estudiando otras salidas, como combinar la vacuna de otra casa farmacéutica.

Por su parte la epidemióloga Silvia Portillo, manifestó que la ciudadanía no debe caer en la desesperación, por lo que debe mantener las medidas de bioseguridad para no contagiarse de la COVID-19.

Al ser consultada sobre la combinación de la vacuna, Portillo respondió que no hay un estudio serio que revele la efectividad del cruce de la vacuna Sputnik con cualquier otra casa farmacéutica, por lo que sugirió a las autoridades y a la comunidad médica, esperar el resultado de los análisis que los rusos están haciendo sobre combinación de su antídoto, el cual sería presentado a finales de este mes de julio.