lunes, 23 de octubre de 2017

Nobeles de la Paz conocerán situación de riesgo que viven los defensores de los Derechos Humanos en Honduras y Guatemala



Por Riccy Ponce

Honduras y Guatemala tendrán la visita de cuatro mujeres ganadoras del premio Nobel de la Paz, en diferentes partes del mundo, visita programada del 20 al 28 de octubre, con el objetivo de analizar la situación de violencia en que se encuentran  los defensores y defensoras de derechos humanos en ambos países.
Las nobeles que visitaran Honduras son Rigoberta Menchú Tum (Guatemala), Tawakkol Karman (Yemen), Shirin Ebadi (Irán) y Jody Williams (Estados Unidos), y su llegada al país será el 20 de octubre, donde permanecerán en él hasta el día al 24 de octubre. Luego partirán para Guatemala,  donde estarán hasta el 28 de octubre próximos.

En Honduras, se reunirán con la familia de Berta Cáceres, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), asesinada el 2 marzo del 2016, por la defensa de su territorio.

También aprovecharan su visita para reunirse con defensoras y organizaciones de derechos humanos, periodistas, con autoridades de gobierno, cuerpo diplomático de Estados Unidos, Canadá, entre otros.

“A pesar de que en algunos países se han logrado algunos avances, las violaciones a los derechos humanos y la violencia política se han extendido en la región, con Honduras y Guatemala ocupando el primer y quinto lugar en la clasificación de países con mayores tasas de homicidio”, expresaron en un comunicado.

En la nota, destacan además que la “represión política es una preocupación clave”, pues muchas defensoras de los derechos humanos no solo experimentan altos niveles de violencia sino que también son “criminalizadas por ejercer su derecho básico a protestar y organizarse contra la corrupción y otras amenazas”.

En la delegación que acompaña a las nobeles se encuentran también expertas en derechos humanos de Estados Unidos, Canadá, Guatemala y Honduras, un documentalista y varios periodistas.

La delegación de Mujeres Tierra y Paz organizada por la Iniciativa de Mujeres Nobel, JASS-Asociadas por lo Justo y la Fundación Rigoberta Menchú, tuvieron la iniciativa para darle continuidad  ya que en el 2012 ya habían visitado por primera vez el país.

En Honduras, 60 escuadrones militares y policiales no frenan la violencia



Porta Fuerzas Armadas
En 2017, el Presupuesto General de la República destinó 14 mil millones de lempiras para gastos de las secretarías de Defensa y Seguridad, o aumentó en mil millones comparado con 2016, aún así, en los últimos 6 años el país ha estado incluido entre Los más violentos del mundo
La violencia entre los factores primarios que espanta la inversión extranjera, el informe "Doing Business 2016" (Haciendo negocios 2016) del Banco Mundial, ubica a Honduras entre las 80 naciones con peor clima de inversión en el mundo, ubicado en el puesto 110 de 189 países.
Tegucigalpa, Honduras.Conexihon.hn.- Desde que asumió el poder, Juan Orlando Hernández militarizó el país. Desde 2014, Hernández lanzó más de cuatro mil militares a las calles para apoyar a la Policía Nacional en la lucha contra el crimen organizado y la delincuencia común. ¿El argumento ?: Combatir la criminalidad.

Tres años después, la realidad indica que la medida es "insuficiente e ineficaz", según el director ejecutivo de Casa Alianza Honduras, José Guadalupe Ruelas. Y analiza, "el gobierno insiste y nos quiere convencer que la violencia se ha reducido y para eso lleva dos años manipulando cifras a través de la Secretaría de Seguridad".

FFAA Honduras
Ruelas agrega que "la militarización de la seguridad resulta sumamente cara, ineficiente e ineficaz y es la población, que con sus escasos recursos, incluso con su vida, paga los costos de esa fracasada estrategia".

El director de Casa Alianza llama al primer mandatario de la nación para hacer un uso responsable de datos y estadísticas, "para orientar mejor las decisiones en seguridad y abrir oportunidades para la educación, la protección y la salud integral de la niñez y la juventud hondureña " 

Además, lamenta que en el país la tasa de homicidios es de 56.74 por cada 100 mil habitantes, seis veces mayor al promedio establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de nueve por cada 100 mil habitantes.

Causa más pobreza

La estrategia de seguridad de Hernández ha impobrecido al país. "A fin de obtener recursos para combatir la violencia, el gobierno actual aplicó un impuesto de 10 centavos de dólar por cada transacción bancaria que usted realiza (Tasa de Seguridad). Es así que cada año recauda más de 600 millones de dólares (unos 3 mil 500 millones de lempiras), de los cuales no rinde cuentas ", enfatiza Ruelas.

Al respecto, el coordinador de Seguridad Ciudadana del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), Carlos Sierra, ha dicho que en lugar de fomentar mayor seguridad, "el gobierno está vendiendo una falsa imagen del trabajo que realizan los militares dentro de la ciudadanía, aunque los medios tradicionales indiquen que se está combatiendo el crimen con incesantes operaciones conjuntas, esta saturación no está funcionando, ya que de manera tangible la inseguridad es real ".

Policía 2
Según Sierra, la ciudadanía sigue indefensa. "Aunque las personas observan los militares asediando los barrios y colonias, aún se sienten desprotegidos, porque los operativos duran dos o tres días y luego se marchan, y allí es cuando los problemas vuelven: los vecinos tienen problemas, al dueño de la pulpería o al conductor de autobús lo vuelven a extorsionar ".

¿Magia o realidad? 
Desde 2014 hasta la fecha, el Poder Ejecutivo ha destinado 43 mil millones de lempiras a las secretarías de Defensa y Seguridad, y según cifras del Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol), la tasa de homicidios se redujo en 27.8 puntos durante estos 6 años , esto porque en 2011 esa tasa fue de 86.5 por cada 100 mil habitantes, mientras que 2016 cerró en 58.7.

Sierra interpreta esas cifras: "el presidente de manera atrevida dice que la tasa de homicidios se redujo en casi 30 puntos en cuestión de poco tiempo, ¡este puede ser objeto de estudio en el mundo! ¿Cómo un país tan empobrecido y violento como Honduras puede reducir tan rápido una gran cantidad de puntos? ", Ironizó. 

El experto en seguridad ciudadana critica que el gobierno no detalla el costo de cada maniobra militar ejecutada: "Los portavoces del presidente se escudan en los decretos de secretividad, pero cada vez hay una operación donde intervienen las Fuerzas Armadas, es la Secretaría de Seguridad quien debe transferir fondos para los gastos de alimentación, combustible, equipamiento y en casos hasta el pago de salario ". 

A su vez, recomienda al gobierno que en lugar de seguir invirtiendo en militarización, "fomente una verdadera Policía: que esté capacitado y entienda su rol como órgano de seguridad pública, también, debería existir una visión de convivencia, un policía debería ser un funcionario con la experiencia y herramientas necesarias para combatir el crimen y garantizar la seguridad de los ciudadanos ".

Juan Almendares: “Ninguna universidad del mundo ha criminalizado a estudiantes como la UNAH”



Por Andres Molina 

Juan Almendares: “Ninguna universidad del mundo ha criminalizado a estudiantes como la UNAH”
Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) Juan Almendarez Bonilla, consideró que la tarea “más urgente” en la máxima casa de estudios del país debe ser la despenalización de los estudiantes universitarios.

En entrevista con Conexihon.hn, el defensor de los derechos humanos habló sobre la crisis que vive la universidad en los últimos cuatro meses y que tiene con un pie en la cárcel a más de 50 estudiantes.

Almendarez se mostró sorprendido ya que en “ningún país del mundo ha ocurrido lo que ha pasado en Honduras” con los estudiantes, donde las anteriores autoridades de la UNAH criminalizaron a más de 200 estudiantes en los últimos dos años, a quienes pretendieron meterlos presos por reclamar sus derechos.

Asimismo, abogó por que las nuevas autoridades universitarias y la sociedad hondureña en su conjunto resuelvan la problemática, que calificó como un “problema de Estado que va contra los principios humanos, contra los principios de Francisco Morazán y contra los principios académicos”.

“Me siento incómodo que se guarde silencio ante esa arbitrariedad ante esa aberración académica como lo es cercenarle el futuro a los jóvenes”, opinó.

Criticó que lo que ha ocurrido en la UNAH es el estrangulamiento de la libertad de expresión, que se ha estigmatizado a los jóvenes, se ha invertido mucho dinero en desprestigiarlos, muchos de ellos jóvenes brillantes y algunos con planteamientos superiores .

El también ex Decano de la Facultad de Medicina aseguró que la academia nunca está separada de la ética, ni de la cultura, ni de la conciencia del pueblo, que “todo lo demás no es sustantivo y si eso no se aclara la problemática en la Universidad va seguir”.

Siempre creo que tenemos los mejores elementos del país, pero no habido una política, han guardado silencio respecto a las políticas mineras, sobre los agrocombustibles, sobre lo que ocurre en el departamento de la paz, sobre la corrupción en salud, no habido una posición clara sobre la violación a los derechos humanos. La ciencia no solamente es la investigación de los fenómenos sino de la verdad la ciencia cuando esta desligada de la crítica se vuelve cómplice.

“Es vergonzoso ocultar que estamos en un país militarmente ocupado dominado económica y culturalmente no solo por Estados Unidos sino por otras potencias”, denunció.

Quienes me atacan tienen un planteamiento fascista

El humanista reconoció que quienes lo adversan, lo acusan que sus planteamientos son ideológicos, “claro que es ideológico, la otra idea es un planteamiento fascista eso de decapitar el pensamiento y eso se ha hecho en los sistemas que tienen un pensamiento único, la UNAH es una esfera de debate”.

Cuestiono que “la ciencia no se puede desarrollar si no hay teorías diferentes, es decir los sectores que nos acusan de ideológicos son más ideológicos tienen una ideología autoritaria militar donde creen que el que piensa distinto hay que eliminarlo ya sea de la universidad o de otros espacios”.

Una universidad sin conciencia crítica una Universidad sin pueblo, que no respeta el alma mater de los estudiantes no es universidad, dijo el ex funcionario.

Necesitamos una universidad nuestra que piense en la defensa de la cultura, que piense que nos están vendiendo este país una UNAH que piense que esa explotación de los recursos mineros nos esta envenenando. No se necesita pensar mucho lo que se necesita conciencia y los intelectuales no son sino tienen la conciencia del respeto a la vida y a la dignidad histórica de los pueblos.

Para Juan Almendares, la UNAH debería ser ejemplo de democracia “y no es democrática”.
“Sentimos un profundo dolor pero al mismo tiempo un profundo coraje, debemos luchar contra la criminalización de la pobreza  y contra la creación de leyes que acusan al pueblo de terrorismo aquí lo que hay es un pueblo aterrorizado por el trauma la tortura y el terror eso es lo que tenemos”, aseguró.

Almendares calificó que el Movimiento Estudiantil Universitario es uno de los movimientos más importantes en América Latina, a pesar del terror creado en la juventud y se atreve a decir que es el movimiento más importante en este siglo.

Salida de la UNAH

El profesional de la medicina y defensor histórico de los derechos humanos, también hablo sobre su salida de la rectoría de la UNAH, en 1982, cuando aspiraba a la reelección y que desde la embajada de los Estados Unidos en Tegucigalpa se frenó su aspiración al cargo dentro de la máxima casa de estudios.

Contextualizó este suceso como parte de los intereses del embajador estadounidense John Negroponte, de las Fuerzas Armadas y de los intereses del presidente de aquel entonces. “Nos sacaron porque estábamos con el pueblo y me siento orgulloso de lo que hicimos en aquel entonces. Tengo mi conciencia tranquila porque mi conciencia nunca me podrán comprar”.

El doctor Almendares añadió que no niega que tenga ideas de izquierda, “que soy anticapitalista y estoy por la liberación de los pueblos, no me gusta que invadan a nuestros pueblos”.

“Lo que habido es una contra reforma en la UNAH”

Uno de los puntos que le preocupan al hoy ex rector de la UNAH es la penalización contra el sector estudiantil, lo que ha considerado como una “aberración jurídica”.

Lo más importante es despenalizar, hay que quitar esa aberración jurídica, ha sido terrible que se torture a estudiantes en la UNAH, que se asesine a docentes como el caso de Héctor Martínez Motiño y algunos estudiantes universitarios.

Cuando se quiere arreglar algo se arregla rápidamente, en cuestión de horas se ordenó el proceso de criminalización y así debería ser el proceso de despenalización.

Juan Almendares Bonilla finalizó esta entrevista con un mensaje de solidaridad, con la obligación de ser solidarios y solidarias. “tenemos que luchar por la libertad de la juventud por la libertad del pensamiento por la construcción de nuevas ideas y por tener una Honduras verdaderamente independiente”.

El Che que sus asesinos resucitaron

Rebelión

Por Reinaldo Troncoso C.

“El ejemplar humano, enajenado, tiene un indivisible 
Cordón umbilical que le liga a la sociedad en su conjunto:

La ley del valor. Ella actúa en todos los aspectos de su vida,

va modelando su camino y su destino”.  

 (Ernesto “Che” Guevara) 

Hoy estamos ocupando los espacios de la memoria, estos son territorios llenos de recuerdos, que cuando emergen se reinventan y enriquecen las formas de pensarlos y de ubicarlos en nuestra realidad. Estos recuerdos permanentemente son amenazados por el olvido, por las amnesias convenientes, por los silencios impuestos. Como en toda guerra, también en estos territorios, estamos en una disputa por salvar nuestros recuerdos de los galopes bestiales del progreso, tras cuyas embestidas, son convertidos en datos inútiles y anacrónicos. Nuestros enemigos también incursionan en estos territorios para satanizar culturalmente nuestros recuerdos, criminalizar y condenar al olvido nuestras luchas, sacar de la historiografía las revoluciones, secuestrar como verdaderos delincuentes los recuerdos de vida rebelde de nuestros héroes y devolvernos imágenes de super-estrellas que disuelvan en nuestra conciencia su condición de enemigos del capitalismo.  

Hace 50 años, en la escuelita del pueblito de La higuera en Bolivia, fue asesinado el “Che”. Sin querer convertir este hecho trágico, en una suerte de memorial litúrgico, nos parece que conmemorar su muerte encuentra su sentido, en el acto de explicarnos su asesinato, como el objetivo de nuestros enemigos: la burguesía y el imperialismo, de buscar neutralizar o anular de un modo definitivo, la concepción revolucionaria de cambios que puede llegar a encarnar una persona; al punto que se les hace necesario recurrir a la persecución y al crimen para hacer desaparecer y sepultar esa grave amenaza contra el capitalismo. Tal intento, como en el caso del “Che”, fue eso, un intento, un gran y fallido intento; porque la historia demostró, a ellos y a nosotros, que un crimen, por más alevoso que sea, por más despiadado que lo hagan y al que además le sumen el ocultamiento de cualquier rastro o vestigio material, que pueda exhibirse como prueba de su existencia; no puede constituirse en la historia humana en un vacío inexplicable, no puede llegar a ser el eslabón invisible de una larga y gran cadena de luchas emancipadoras y libertarias. No es posible, y no será posible nunca, que la existencia real de un hombre como Ernesto Guevara, con todo lo que era y lo que fue, afincada en la historia de los que luchan por la revolución social, se pueda reducir mediante el asesinato a un olvido forzado. Por esta suficiente razón, el pueblo de Cuba al poco tiempo de ocurrida su muerte, consagra el mes de octubre como el “Mes del Guerrillero Heroico”. La revolución cubana responde de esta manera a los reaccionarios, al imperialismo y al intento de la CIA, estableciendo que ninguno de los mejores hijos del pueblo, caídos por la causa de los pobres y de los humildes del mundo, serán cubiertos por un manto de olvido.  

Ernesto Guevara de la Serna, no era un desconocido para la clase dominante, muy por el contrario, representando de manera abierta y pública los intereses y los grandes postulados históricos del proletariado mundial; en declaraciones francas y claras, se les había presentado, como la voz política y moral irreductible e incorruptible del liderazgo revolucionario, que supo con gran lucidez y convicciones firmes, denunciar y desenmascarar a los enemigos de la humanidad como la expresión más bestial del odio de clase. Lo tuvieron incluso en sus espacios institucionales donde no trepidó en declarar el cinismo e hipocresía de la burguesía para mantener su dominio y explotación contra los pueblos. Ellos le conocían pero no era ese el peor de sus agravantes, lo peor fue que el “Che” a ellos los conocía mucho más; les conocía sus manera de pensar, sus manera de proceder, sus manera de mentir y engañar, sus mecanismos de manipulación y sus estructuras de dominio y cerco de las conciencias. Y este guerrillero que emerge de la Sierra Maestra, se hace también un peligroso guerrillero de la retórica cuando expresa su pensamiento revolucionario en sus discursos públicos.  

Ernesto Guevara de la Serna, como un gran y significativo deber, pensaba en su condición de revolucionario, y pensando esa condición la amplificaba valóricamente a todos y cada uno de los militantes revolucionarios. Su obra escrita se introduce y transita por los callejones clandestinos de la conciencia, y desde estos espacios interpela y exhorta los niveles de responsabilidad y compromiso moral con los pobres y con los pueblos, pensando y mirando más allá de las fronteras y más allá de los continentes, más allá de los cercos que nos imponen las clases dominantes para dividirnos y mantenernos divididos.  

El “Che” no calla lo que piensa, lo habla, lo hace, no calla lo que piensa, lo transforma en decisiones, lo convierte en resultados prácticos. La generación de cubanos que lo vieron y le conocieron, fueron testigo de su moral y de su consecuencia, la Africa en lucha, particularmente el Congo, conocieron de su espíritu intrépido y osado y la estatura elevada de su compromiso, propia de un militante de la revolución mundial. Ese internacionalismo vivido a plenitud lo lleva a cumplir tareas en Bolivia, buscando la creación de esos Vietnam necesarios para la toma del poder.  

A medida que los años pasan, conocemos más del “Che” y más se agiganta su figura y se cosecha mucho más de la semilla que él dejó sembrada en los campos de batalla de la lucha de clases. Aún así, los efectos de su ejemplo cuestionan a no pocos de quienes dicen ser sus seguidores, por lo mismo, hacen denodados esfuerzos, por mostrarlo menos marxista y más aún, menos leninista de lo que realmente fue; algunos incluso, oportunistamente lo declaran públicamente como un gran revisionista que “humanizó” la concepción revolucionaria, como si proclamar la revolución y llevarla a cabo, al decir de un Papa, hubiese sido algo intrínsecamente perverso. Otros confesados militantes de la “izquierda revolucionaria”, desde hace tiempo, buscan con lupa en su pensamiento su distancia o cercanía con Trosky o Stalín, para emparentarlo o divorciarlo de ideas y prácticas dogmáticas o pragmáticas, y se esfuerzan para no atenerse a lo que el “Che” real e histórico asumió como su explícito referente teórico: el marxismo-leninismo. Estos supuestos discípulos de su causa, quieren y necesitan un “Che” a sus antojos y medida, un “Che” que les legitime política y moralmente sus complejos mesiánicos, sus egolatrías y egocentrismos pequeño-burgueses, para ganarse como jineta un aurea revolucionaria que no poseen ni podrán jamás tener, obviando al propio como lo hacen, la lucha de clases y todas sus objetivas y reales consecuencias. Y no es extraño, que estos “discípulos” no se encuentren parados, precisamente allí, donde están en ebullición las contradicciones sociales más agudas entre burgueses y proletarios, porque hasta rehuyeron la condición de intelectuales orgánicos de la clase, para instalarse de manera más cómoda, en la academia o en los think thank de moda de la elaboración intelectual, para desde allí influir y conducir el acontecer político-ideológico. Sin embargo, el “Che” no está ni estará a sus medidas, y es porque el “Che” aún después de su asesinato, pudo continuar hablando y desde sus escritos y desde la memoria de su ejemplo puede seguir cantándoles las verdades que evidencian sus prácticas y espíritus mediocres. No podemos negar, ni desconocer, que en los avatares de la lucha de clases, especialmente en los periodos de derrota de los pueblos, estos falsos discípulos han logrado sembrar la duda, han desvirtuado su práctica y su pensamiento, intentando beatificar su rebeldía para vaciarla de sus contenidos irreverentes y revolucionarios. Han querido despojar su concepción del mundo y de la historia, de su combate irreductible contra el hambre, la opresión y la explotación humana, mostrando su pensamiento fuera de contexto y desperfilando su voluntad guerrera violenta e indomable contra las injusticias.  

Es un Comandante, así quedó inscrito en la conciencia de clase de los obreros y de los sectores populares. Integrado al grupo de combatientes del Granma, ganó en ese proceso de organización y desarrollo de la lucha revolucionaria, la autoridad moral para erigirse en uno de los conductores político-militar de los enfrentamientos en la Sierra Maestra. A pesar de este peso moral ganado con el ejemplo, no renunció al valor de la humildad para reconocer en su compañero Fidel Castro, al líder indiscutido de toda esta tremenda hazaña insurgente, que liberaría al pueblo de Cuba de la tiranía capitalista encarnada en el dictador Fulgencio Batista. Como Comandante revolucionario, asume con responsabilidad y disciplina militante, las tareas de la construcción socialista. En el desafío de legitimar y afirmar la confianza del pueblo en la revolución, el “Che” predica con el ejemplo y es capaz con un compromiso genuino a toda prueba, de rescatar en los momentos más cruciales de ese proceso de construcción, el espíritu bolchevique: sacrificado, incansable, disponible a todo tiempo, multifacético y al mismo tiempo sobrecargado de fraternidad humana.

Y ese mismo “Che” hecho Comandante, nos provoca, nos exhorta, nos interpela y de esta manera nos acerca a las gestas épicas, a los temblores de los levantamientos sociales, le da un lugar de honor a la violencia y al odio de clase de los desposeídos. “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar. Nuestros soldados tienen que ser así; un pueblo sin odio no puede triunfar sobre un enemigo brutal.” (1)  

Desde estos mismos territorios de la memoria, recordamos que asumimos la audacia y el coraje para cambiar el mundo. Tomamos las banderas de la revolución de octubre, con el mismo sentimiento de admiración y respeto con que el “Che” las tomo y apostamos con nuestra voluntad y conciencia por los cambios revolucionarios. De la misma manera, recordamos la ofensiva del enemigo de clase y la derrota que nos lanza al más profundo reflujo de nuestra historia. Y porque hemos dicho, que los espacios de la memoria son territorios en disputa, es que recordamos también, que la historia se construye de marchas y contramarchas, de avances y retrocesos, pero que en última instancia, esta no se detiene, su legalidad dialéctica le impide conservarse y quedar estática, porque además la historia es un producto del hombre y de la conciencia de sus desafíos. Es entonces la memoria con sus fragmentos heroicos, la que nos incita a desatarnos de la derrota y entre estos fragmentos hojeamos la vida y el ejemplo del Comandante Ernesto Guevara. Con los tácitos sentimientos de amor por nuestros hermanos de clase, nos conminamos a echar a andar y nos decimos: Hay que seguir al “Che”, hay que imitar su ejemplo y decir además, que cuando reiniciemos la marcha hacia el porvenir, encantados por la decisión de asaltar el poder, evitemos, como lo hizo el “Che” que nuestros espíritus se enreden en los matorrales de la mediocridad. No existe posibilidad de cumplir la gloriosa faena de armar los cimientos del mundo nuevo, si extraviamos la ruta, si no miramos a nuestros héroes a la cara y los aceptamos con los retos que sus ejemplos nos imponen.  

Mañana unidos como revolucionarios, unidos como pueblo, unidos como clase, seremos para el capitalismo y los patrones, mucho más, mucho más que una “espina irritativa” y sentiremos como decía el “Che” que esa unidad, que esa interacción de clase, se convierte en una poderosa y eficaz fuerza, y como un pueblo armado que se levanta contra un enemigo bestial, también posee una decisión de triunfo en sus pupilas.  

“Tenemos, entonces, que liberar el pasado, recuperar la historia de las revoluciones, de las rebeldías y de las resistencias múltiples. América Latina se cuenta como una epopeya, entre lo imaginado y lo histórico, que narra nuestra identidad. Esta herencia se mantiene en el recuerdo colectivo, en los símbolos y en quienes resisten.“ (2) 

Citas bibliográficas

 (1) Ernesto “CHE” Guevara. Obras Completas. Crear dos, tres…, muchos Vietnam es la consigna. Pág. 351. Edit. Legasa. Buenos Aires. Argentina.

(2) Carla Valdés León. Tomado de La Ventana (Casa de las Américas)



sábado, 21 de octubre de 2017

María Julia Moreyra: “Las mesas de paz han marcado un punto referencial”



Por Riccy Ponce

María Julia Moreyra, Coordinadora Regional para Latinoamericana y El Caribe de Mujeres de Paz en el Mundo, expresó al llegar a Honduras que el objetivo de su visita “es organizar  una mesa de paz en el país para que las mujeres  puedan tener un espacio donde anunciar las cosas positivas que van logrando con su trabajo, y denunciar aquellas que las oprimen y no las empodera y poder compartir experiencias”.

En entrevista a defensoresenlinea.com, Moreyra considera altas las expectativas  para este encuentro, tomando en cuenta  las mesas de el año 2015 y 2016, las que fueron un éxito, donde no solo mujeres sino que también hombres acompañaron el evento.

“Es muy importante que puedan sentirse a gusto y el objetivo de las mesas de paz, es que anuncien, que denuncien, que sientan, un espacio donde puedan compartir sus experiencias, donde puedan sentirse identificadas, donde puedan hacerse declaraciones y que esas declaraciones puedan trascender y lograr cambios”.

Cabe mencionar que por dos años consecutivos (2015 y 2016) las mesas de paz se realizaron en el país centroamericano de Nicaragua, en la ciudad de Managua, junto a las mujeres de paz Violeta Delgado, quien participará de esta mesa a realizarse en Honduras este 13 de octubre y Vilma Núñez quien participó en los dos encuentros  en Managua.

Moreyra agregó que “nuestra organización surge como consecuencia de una nominación colectiva de mil mujeres  al premio nobel de la paz, una nominación que fue simbólica porque hay más de mil mujeres  que todos los días luchan  por hacer del planeta, un lugar mejor”.

En cuanto a los logros de la organización, “en realidad de acuerdos a la región es donde nos focalizamos en distintas temáticas; las mesas de paz han sido un hito, han marcado  un punto referencial”.

Asimismo indicó que este año se van a realizar 30 mesas en todo el mundo, “logramos posicionar que es bastante conocida en muchos países  y que se va a  tratar en la mesa la resolución 1325”.

El título mujeres por la paz y la seguridad,  según  María Julia Moreyra, es  la primera resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) donde realmente  el consejo reconoce el rol que le corresponde a las mujeres, está ambientada en un escenario de conflicto armado, más allá de que los países  también la utilicen en tiempos de paz, el género es transversal, toda la resolución trata  sobre el tema de la protección que se le debe dar a las mujeres en  tiempos  de conflicto armado, el tema de la prevención, la violencia sexual, el tema de incorporar la perspectiva de género en las  agendas de los  estados.

Las mesas son organizadas por las mujeres de paz y en otras han sido personas que se han acercado a la organización y que consideran que es un espacio  muy productivo.

Las mesas de paz iniciaron  con la primera mesa de este año en Brasil el 1 de septiembre y se desarrollaran en los países de Colombia, Canadá, Suiza, Kenia, Israel, Palestina, México, China, Indonesia y Honduras, entre otros.

Cabe resaltar que  las mesas en México y Honduras será el mismo día 13 de octubre   del presente año.

El objetivo general es formular recomendaciones concretas para aumentar la participación de la mujer en los procesos de paz y el foro será en conmemoración a los 12 años de la nominación de las “1000 mujeres de más de 150 países, al premio nobel de la paz”.

La entrega de Mata Waldurraga enciende alarmas en políticos ligados al narcotráfico



Es tan disfuncional la institucionalidad hondureña que ni los propios delincuentes confían en ella. No confían porque la misma responde a intereses de personajes con poder. No confían porque solo el hecho de someterse a la justicia nacional puede llevarlos a la muerte.
Así ocurrió con Los Cachiros y ahora con el hijo de Ramón Mata, Juan Ramón Waldurraga quien de la misma forma que Los Cachiros negociaron a espaldas del gobierno hondureño con la DEA para entregarse y así iniciar un proceso de reducción de penas en Estados Unidos.

Pero, ¿por qué no confían en la institucionalidad, incluso para entregarse? Es una pregunta que permanece en el aire cada vez que un personaje de este calibre se entrega al gobierno norteamericano, de la mano de esa interrogante surge el miedo en los políticos que de una u otra forma también están vinculados a la narcoactividad.

Desde la llegada de Los Cachiros y el testimonio de Devis Leonel Rivera Maradiaga, en el que vincularon directamente a políticos (diputados, alcaldes, exfuncionarios, presidentes y candidatos) en el pago de sobornos para lavado de dinero proveniente del narcotráfico, las alarmas están encendidas en la clase política.

Hay nombres claves mencionados por Maradiaga en sus declaraciones, figuras como Porfirio Lobo Sosa (ex presidente de Honduras) y Tony Hernández (diputado y hermano del actual presidente Juan Orlando Hernández) lideran ese listado de personajes políticos que desde las declaraciones de Devis tuvieron cercanía con esta organización, sirviendo como puente con el gobierno para lograr sus propósitos.

El punto coincidente en la entrega de Los Cachiros y de Waldurraga es la desconfianza en la institucionalidad nacional, ambos prefirieron negociar directamente con el gobierno de Estados Unidos su entrega, por miedo claro a ser asesinados en el país, a pesar de haber considerado entregarse a las autoridades nacionales.

A Waldurraga se le incautaron sus bienes y los de su familia en el mes de junio, a través de una operación policial, también tenía orden de captura, pero a pesar de eso, el proceso que prefirió este día fue la entrega directa en otro país al gobierno de Estados Unidos. Ahora la parte complementaria a la entrega es el testimonio y allí es donde las preocupaciones se profundizan en los socios de Waldurraga que ostentan y ostentaron cargos públicos.

En la última semana el periódico New York Times, publicó una compilación del testimonio de Leonel Rivera en la Corte norteamericana, citando la cantidad de personas asesinadas por esta organización y también el vínculo económico con los políticos. El texto generó reacción inmediata por el gobierno, quien emitió casi de inmediato un comunicado manifestando que ellos han tenido una política clara de entrega de delincuentes a la justicia internacional y que ha sido en esta administración que se profundizó la lucha contra el narcotráfico.

El gobierno dice que en Honduras hay muchos sectores que intentan deslegitimar la acción de lucha contra la delincuencia organizada que impulsa el presidente. De la mano de ese comunicado el expresidente Porfirio Lobo también salió al paso desvinculándose de los cargos que se le imputan.

Esa información que retomó el New York Times, desde hace varios meses circuló a nivel de medios internacionales, nacionales y hasta en redes sociales, desde ese momento la institucionalidad hondureña ha sido incapaz de tomar acciones inmediatas contra los sospechosos.

Por ahora solo la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad anunció una investigación de redes de poder entre Los Cachiros y políticos. Por ahora no hay datos concretos, ni procesos abiertos contra los personajes mencionados en la declaración de Maradiaga.

Para el analista político Raúl Pineda Alvarado, la publicación es el inicio de una serie de revelaciones de temas que son públicamente conocidos pero que no son comentados. Además, cree que es el comienzo de una investigación más profunda por parte del gobierno de los Estados Unidos.

El gobierno dice que su política de extradición y captura de narcotraficantes es clara y demuestra su buena voluntad, pero a criterio de Pineda, curiosamente el gobierno no disparó ningún tiro en la captura de ambos personajes (Cachiros y Waldurraga). “En conclusión, es evidente que hubo arreglos, pláticas entre agencias norteamericanas y los acusados, todo a cambio de reducción de penas, a cambio de información”. 

Para Raúl este panorama revela que el país está gobernado por delincuentes y personajes con conductas irregulares. “Estamos en un país donde un expresidente está prácticamente preso en Estado Unidos (Callejas), el otro sujeto a una eventual extradición (Porfirio Lobo) y que alcaldes, ministros y funcionarios son acusados de participar en esto. Honduras evidencia que ha sido y está siendo gobernada por criminales, esto debe cambiar”, valoró Pineda.

Y es que para el analista han sido los políticos los que se infiltraron en el narcotráfico y no al contrario. “Se debe iniciar una investigación para llegar al fondo del asunto”, concluyó el analista.

El artículo publicado por el NYT generó reacciones de todos los sectores (opositores, colaboradores y defensores del gobierno). Para el caso la sociedad civil permanece con una conducta cautelosa ante la situación. Omar Rivera, coordinador de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ) e integrante de la Comisión de Depuración Policial, dijo que se debe investigar a las personas mencionadas en el testimonio.

“El Ministerio Público debe iniciar una investigación, para saber qué tanto de lo manifestado y publicado en el New York Times se puede comprobar”, comentó Rivera sobre el tema.

Por ahora los políticos mencionados por Los Cachiros siguen en la impunidad, y algunos de ellos incluso participando en el actual ruedo electoral. La entrega de Waldurraga genera expectativas sobre todo en relación a sus declaraciones, las que seguramente arrojarán nuevos elementos contra los grupos políticos y económicos ligados al narcotráfico nacional.

Crítica a la caverna

Rebelión

Por Carlos G. Osto

Todos, ricos y pobres, corruptos y honestos, criminales y victimas, somos personas que se relacionan dentro de la socie­dad en la que viven, comos sujetos sociales, pero también como individuos. El sujeto social se realiza en las relaciones que se asumen/imponen como costumbre, norma o ley, siendo el sistema de poder el que define/legisla/regula las interrelaciones, lo permitido y lo prohibido de toda conducta [1].

Lo cual quiere decir que, aunque toda la gente [2] o población [3] conviva en esa sociedad, la mayoría no participa en la construcción de las normas y leyes, siendo lo que se entiende como Poder, decisivo en la promulgación de leyes, pero también de hábitos, de cultura, de moral [4].

Se puede observar que, a pesar del poco peso en la promulgación de leyes del sujeto social, este no es pasivo, se posiciona, y somete a su criterio costumbres y mitos, tradiciones y creencias, emociones e identificaciones; conforma ideología como parte de la cultura, y utiliza el lenguaje para transmitir lo que piensa por sí mismo, o ha escuchado a otros.

Y la gente olvida que bajo la capa de crítica cínica [5] ondeada por intelectuales y tertulianos, se oculta el lenguaje del Poder y se pone en marcha la ceremonia de la confusión social a manos de las elites dirigentes de la economía/política.

Como ejemplo, ahora, la población de Cataluña se ve inmersa en un proceso independentista en el que hace diez años ni pensaba. Integran en su saber popular discursos sobre robos y agravios, banderas y emociones, diferencias identitarias …. y lo viven y se lo creen como solución de todos los males, cuando la realidad –reduciendo el análisis a unos renglones-, es que es una lucha entre dos burguesías por el Poder, dos nacionalismos rancios en confrontación territorial, dos nacionalismos que reciben apoyos de políticos conservadores, reaccionarios, y de izquierdas institucionales que desean hacer olvidar con sus soflamas, que la independencia no significa abandonar el capitalismo, que da igual que el que te explota y apalea sea de un sitio o de otro, y que el pensamiento de izquierdas nunca fue, ni puede ser, nacionalista, ya que tanto Marx, como Bakunin reivindicaban el internacionalismo. Dicho esto: tienen derecho a votar.

Ante situaciones como esta, es una necesidad enfrentarse a la retórica mentirosa de los poderes, ganar la libertad de hablar más allá de intereses espurios o estrategias de Poder. La sociedad puede tener ideologías diferentes –básicamente, derecha e izquierda- pero tiene identificación mimética con los poderes en sus apreciaciones, y es, en su mayoría, sumisa y participante en/de las ideas emanadas de los mismos, por lo que hay que repetir hasta la saciedad que las luchas entre elites dirigentes, no son nuestra lucha.

Actuar como masa/población puede parecer diluir la responsabilidad del sujeto, y no es así; el sujeto es responsable de lo que hace en sus interrelaciones, incluso cuando ejerce/delega con su voto, por lo que no debe dejar de ejercer la crítica en ningún momento, menos ante las luchas entre burguesías que se atrincheran para conservar/aumentar sus cuotas de Poder y que nada cambie.

Toda lucha contra el Poder, es la lucha contra la historia oficial, la violencia, el lenguaje y el silencio que imponen los poderosos.

Notas:
[1] “La clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad resulta al mismo tiempo la fuerza espiritual dominante. La clase que controla los medios de producción material controla también los medios de producción intelectual de tal manera, que en general las ideas de los que no disponen de los medios de producción intelectual son sometidas a las ideas de la clase dominante”. K. Marx. La ideología alemana. Cap. 2 p. 78.

[2] Conjunto indeterminado de personas.

[3] Conjunto de habitantes de un lugar.

[4] La Moral es social, normas establecidas en una sociedad, y tiene gran influencia en conducir la conducta de cada uno de los integrantes de la misma. Estas normas actúan en la conducta desde el exterior y se interiorizan desde el inconsciente, imponiendo lo que se debe hacer, legal y obligatorio, coercitivo y punitivo. Es decir, en las normas morales destaca la presión externa.

La Ética surge en la interioridad de una persona, como resultado de su propia reflexión y su propia elección, desde su misma conciencia y voluntad.



Santiago Maldonado: La disputa por el sentido



Por Walter Isaía y y Natalia Aruguete

Walter Isaía y Natalia Aruguete bucean en el tratamiento informativo acerca de la desaparición forzada de Santiago Maldonado para poner de manifiesto las relaciones transaccionales que existe entre el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y una parte de los medios tradicionales.

Las primeras informaciones sobre la desaparición de Santiago Maldonado surgen –todavía sin el formato convencional de una noticia– en las páginas de Facebook de apoyo a las comunidades mapuches el martes 1° de agosto, pocas horas después de la represión en la ruta 40 y en la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Con el transcurrir de las horas, medios de comunicación comunitarios, populares y alternativos se apropian del tema para sostenerlo públicamente hasta hoy.
Con el concepto “propiedad sobre un tema” nos referimos a la legitimidad de los actores políticos para expresarse sobre ciertos asuntos.

Ya con más información, FM Kalewche de Esquel, FM Alas de El Bolsón, Anred y Cosecha Roja narran la historia de la represión y de la desaparición de Santiago a manos de Gendarmería. También los medios comerciales de la región cubren los hechos aunque desde una perceptiva distinta. El intercambio de mensajes sobre #Maldonado en las redes sociales y el tratamiento que hacen las revistas Cítrica y La Vaca, los diarios Tiempo Argentino y PáginaI12, y otros medios y redes alternativos de diferentes regiones del país, motorizan la puesta del tema en agenda. En esta primera etapa, los abogados querellantes, la familia de Santiago, los integrantes de la comunidad mapuche de Cushamen, los organismos defensores de derechos humanos y, en menor medida, los responsables de las fuerzas de seguridad, aparecen como las únicas fuentes del caso.

Luego de cinco días, Clarín y La Nación lo incorporan a sus ediciones como un hecho policial que desnaturaliza, despersonaliza y desconoce la dimensión política de una desaparición forzada en democracia (“La aparición de un artesano, el otro reclamo del grupo agresor”, Clarín, 5 de agosto, pág. 65; “La Justicia dice que no está corroborado que Santiago Maldonado haya sido detenido por la Gendarmería”, La Nación digital, 6 de agosto, sección Inseguridad). Los matutinos de mayor tirada del país abren así una nueva etapa en la cobertura del caso con el dominio de fuentes institucionales, como el Poder Judicial, el Poder Ejecutivo y las fuerzas de seguridad.

La masificación de la información en medios de prensa y audiovisuales a partir del fin de semana del 5 y 6 de agosto es congruente con el encuadre oficial que niega la desaparición forzada de Maldonado, atribuye la responsabilidad de los hechos a la comunidad mapuche y reivindica el accionar de Gendarmería. Esta redefinición de la situación vulnera el discurso –construido en las redes sociales y en las coberturas de los medios alternativos– que había logrado instalarse como legítimo.

A partir de este punto de inflexión, gran parte de la prensa nacional y de programas periodísticos de cable, de radio y de televisión abierta confluyen en una cobertura homogénea, saturando sus agendas con información que acapara todas las aristas del caso, donde las fuentes oficiales proponen un abanico de explicaciones posibles: Santiago era un terrorista que escapó a Chile, un camionero lo llevó a Entre Ríos, lo mató un puestero o un gendarme suelto y, en el peor de los escenarios, se ahogó en el desierto. A estas semejanzas en las coberturas de medios que no sólo publican los mismos tópicos sino que los presentan desde una perspectiva similar, las llamaremos “consistencia, consonancia, conformidad”. En una correlación de fuerzas desventajosa, los medios comunitarios y alternativos, los diarios PáginaI12, Tiempo Argentino y La Izquierda a diario, la AM750, la señal C5N y El Destape Web, entre otros, mantienen la coherencia del inicio en sus narraciones noticiosas.

El proceso de institucionalización de esta cobertura se cristaliza con las declaraciones del juez Guido Otranto en una entrevista exclusiva a La Nación, donde afirma: “La hipótesis más razonable es que Maldonado se ahogó” (La Nación, 17 de septiembre, tapa). No sólo porque se constituye en el argumento excluyente para decidir su apartamiento del caso sino, y sobre todo, porque pone de manifiesto las relaciones transaccionales entre el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y una parte de los medios tradicionales. Desde entonces, la simbiosis entre Estado y medios de comunicación coincide con la caída de la intensidad del diálogo político en la red #SantiagoMaldonado. La disputa por el sentido alrededor de la desaparición forzada de Santiago se cobra un capítulo. ¿Quiénes continuarán con la cobertura? ¿Quiénes seguirán con la búsqueda?

  • Walter Isaía: Comunicador social, periodista y miembro de la Cooperativa Huvaití.
  • Natalia Aruguete: Investigadora del Conicet, profesora UNQ. Autora de El poder de la agenda. Política, medidos y público.


viernes, 20 de octubre de 2017

Por ser inscontitucional, Organizaciones sociales y políticas solicitarán al TSE la derogación de candidatura de JOH



Por Sandra Rodríguez

Este día la Convergencia Contra el Continuismo firmó un documento con la Alianza de Oposición La reelección, para que se declare nula la inscripción como candidato presidencial de Juan Orlando Hernández “JOH”, por violentar normas constitucionales y constituir un acto delictivo de carácter imprescriptible.

El próximo jueves se presentará ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), la solicitud que declare inconstitucional y derogue la inscripción de JOH, por ser inconstitucional, y conlleva una serie de perjuicios contra el pueblo hondureño, así lo declaró Carlos H. Reyes, miembro de la Convergencia Contra El Continuismo.

Así mismo el martes 7 de noviembre se convoca a una movilización contra el Continuismo. Es una actividad en la que se convoca a todas las organizaciones populares, instituciones políticas, porque no es una acción sectaria, sino algo que tiene que ver con la institucionalidad del país.

“Aquí como que nos están metiendo la incultura de que la Constitución es pura babosada, como lo dijo un diputado una vez, o que se puede violentar cuantas veces sea necesario, y eso es muy grave porque entonces no estamos entendiendo el concepto de nación, precisamente por eso la Constitución de Republica que tenemos ha sido violentada en una serie de sus disposiciones”, declaró a defensoresenlinea.com, Reyes.

Agregó que, la reelección es un fraude no solamente por dispersión, sino porque es un engaño violentando la ley; no se trata únicamente del fraude para durante y después de las elecciones, sino que se trata ya de un fraude por su origen, porque la reelección es fraude y es violatoria a la Constitución de la República.

A 39 días de las elecciones generales en Honduras, las organizaciones sociales y políticas encaminan acciones para denunciar la ilegalidad de la reelección presidencial. Porque si se llega con el candidato que actualmente gobierna, se estaría perpetrando otro golpe de estado en el país.

El golpe de Estado es porque se está llevando a la presidencia de la república a alguien que no procede constitucionalmente.  Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional de Honduras, es el candidato presidencial que busca gobernar por segunda vez consecutiva, pero esa figura no está contemplada en la Constitución de la República.

Reyes, aseveró que el Continuismo no solo se orienta a que una persona se reelija, sino a profundizar el modelo neoliberal del país, la instalación de ciudades modelos, y partir en cuatro o cinco pedazos el país, para entregárselo a las transnacionales, y de esa forma decir que desarrollan la zona, pero sólo subdesarrollan al pueblo, y ese es un grave error.

En representación de la Convergencia Contra El Continuismo, también acudió a la conferencia de prensa el periodista Manuel Gamero, y las defensoras de derechos humamos María Elena Méndez y Bertha Oliva; y por la Alianza de Oposición el presidenciable Salvador Nasralla, su coordinador Manuel Zelaya Rosales, el candidato a designado presidencial Guillermo Enrique Valle Marichal, entre otros.

Nasralla aseguró que, nunca en tarde para defender el país, por lo que confirmó la presencia de la Alianza de Oposición, compuesta por el partido Libertad y Refundación (LibRe), Partido de Innovación y Unidad (PINU), una fracción del Partido Anticorrupción (PAC) y del movimiento del Partido Nacional “Corazón Azul”, en la movilización del 07 de noviembre.

A continuación, el documento que se compartió este día:

La inscripción como candidato presidencial del señor Juan Orlando Hernández Alvarado debe declararse nula por violentar normas constitucionales y constituir un acto delictivo de carácter imprescriptible. 
Razones jurídicas:

1)  La reelección es Inconstitucional.

2) El TSE realizó   la inscripción del Señor Juan Orlando Hernández  como candidato presidencial   con   base   en   la  sentencia    emitida    por   la   Sala   de   lo Constitucional  de  la  CSJ en  fecha  22 de  abril  de  2015, la  cual  en  ninguna   parte establece, ni podría establecer, la reelección presidencial como norma   vigente   en  nuestro    ordenamiento   jurídico.   La  sentencia    aludida    es  un verdadero mamarracho jurídico; Falla: Primero:        “Declarar        la inconstitucionalidad      del    artículo    330   del   Código    Penal”,     Segundo:     Como consecuencia de la inconstitucionalidad    del   artículo    330   del   Código    Penal, procedieron            con   el   mayor    descaro    a   una    gansada    jurídica    al   declarar    la Inconstitucionalidad de la Constitución y  decretar la inaplicabilidad de los Artículos 42 Numeral Quinto y 239 de la Constitución de la República, “por   restringir    disminuir    y  tergiversar derechos  … “y en   el punto   Tercero  declaran  que: “Aplicando el efecto extensivo  de la declaratoria  de  la Inconstitucionalidad  declara la inaplicabilidad parcial de los artículos  constitucionales número   cuatro  (4) último  párrafo  y 374… ”  .  Esa sentencia    no   autoriza    por   ningún    recoveco   que   la reelección presidencial es permitida en Honduras, único caso en   que los funcionarios de ese Tribunal podrían con algún margen de aceptación proceder a la inscripción de la candidatura   del señor Juan Orlando Hernández Alvarado; de lo contrario incurren, como lo dice el artículo 321 Constitucional en responsabilidad. La Constitución en su artículo 1 proclama:  “Honduras es un Estado de derecho”, lo que implica que sus autoridades se rigen y están sometidas   al derecho vigente.  El principio de legalidad   o imperio de las leyes de la Ley es un principio fundamental del Derecho Público conforme   al cual todo ejercicio del poder público   debe estar sometido   a la voluntad   de la ley y no a la voluntad   de las personas.   Rige la severidad   de la letra escrita de la ley: nunca, en el ejercicio de las funciones públicas, puede sustentarse una resolución   en la resabida   frase de que lo que no está prohibido esta permitido, máxima ésta que sí rige en cierto ámbito de las relaciones particulares, es decir, en el derecho   privado.  El Tribunal   Supremo   Electoral   está sujeto   al principio de legalidad y cuando la reelección no forma parte de la letra, ni siquiera del espíritu, de nuestra   Constitución, ni antes, ni ahora, ni después, podía haberse inscripto la candidatura del señor Juan Orlando Hernández Alvarado. Además, debemos decir categóricamente, a modo de corolario de este punto, que tal como lo disponen los artículos 184 y 185 de la Constitución, sólo las leyes y no la Constitución pueden ser declaradas inconstitucionales y, además, por la vía de la inconstitucionalidad se pueden derogar las leyes, pero jamás crear nuevas disposiciones legales y menos de carácter constitucional como la pretendida reelección.

3)  Por otra parte, la reelección presidencial no puede ser autorizada  a partir  de una supuesta  salvaguarda    de    un  Derecho Humano,   que,    de    hecho,    la reelección no lo es: es un  derecho  político,   y ese derecho  no  nace junto  a la persona    para   que   se  considere    de  naturaleza    humana:    nace   al  adquirirse    la ciudadanía    y,  además,   no  existe  derecho  político  absoluto   que  se reconozca   al ciudadano   y que prevalezca   por encima  de cualquier  disposición establecida por el poder  soberano  en relación  con la organización o forma  de gobierno,  pues,  de ser así, tampoco  tendría  sentido regular temas como la edad  y otros;  ni siquiera  en el ámbito  de los derechos  humanos   existen  derechos  absolutos!  incluso el derecho a la vida! pues este puede perderse en situaciones de la legítima defensa. ¡Pensar que al señor Juan Orlando Hernández Alvarado se le violan derechos humanos si no se le inscribía como candidato presidencial equivale a afirmar!  como lo expresa el respetado   e ilustre abogado Amado H Núñez, que se le violan derechos humanos al que se le manda a la cárcel como condenado.

4)  Por más palabrería    exegética   que se  pretenda    esgrimir,   nuestra   Constitución, conforme  a su artículo  375, continúa  inalterable   en su letra  y espíritu,  ya que  esta norma   establece   de  modo   contundente    e  inequívoco:    “Esta   Constitución   no pierde   su  vigencia   ni  deja  de  cumplirse    por  acto  de  fuerza   o  cuando   fuere supuestamente      derogada      o    modificada      por     cualquier      otro     medio     y procedimiento   distintos   del  que  ella  misma  dispone  … ” Este artículo  continúa  y conmina  a los responsables  de los hechos  señalados   no solo con  las penas  de los delitos  cometidos   sino  también   con  la  incautación    de  bienes  y  derechos.   Esta norma es diáfana y no hay forma de equivocarse como infractor, y sólo la soberbia de los que ostentan   el poder, y al cobijo del clima de impunidad    del que se han rodeado, los impulsa  a semejantes  desafíos.

5)  La alternabilidad en el ejercicio de la presidencia es obligatoria conforme al artículo 4 de la Constitución de la República. Lo establecido   en este artículo  es pilar  del sistema  republicano que  decidió   el  pueblo   soberano   de  Honduras    para   rechaza   cualquier   tipo  de continuismo en el poder,  quedando   meridianamente   claro  que  aún  en el nefasto  caso de que de la sentencia  de la Sala Constitucional  aprobara  la reelección presidencial (que   no   lo  hace),   el  señor   Juan   Orlando    Hernández     Alvarado nunca podría   constitucionalmente    ser  inscrito   y  participar    como  candidato presidencial               en  el  actual   proceso   electoral!  puesto   que el párrafo   segundo   del artículo 4 de la Constitución de la República, en plena vigencia en nuestro   país, ordena que “La alternabilidad en el ejercicio de la Presidencia    de la Republica es obligatoria

6)   El Señor Juan Orlando Hernández Alvarado en su condición de Comandante General de las Fuerzas Armadas de Honduras! de los cuerpos de policía y de seguridad del Estado, no puede ser candidato presidencial conforme a la prohibición del artículo 240 numeral 3 de la Constitución de la República.

Del Tribunal Supremo Electoral se espera que en este punto restablezcan   el imperio de la Constitución, de lo contrario se ponen en el camino de ser juzgados   en el momento   en que se restituya el estado de derecho, porque se trata de la comisión de un delito de carácter imprescriptible, como  lo expresa  el citado  artículo  323. El Tribunal  Supremo’ Electoral  debe  declarar  la Nulidad   de la inscripción   de Juan  Orlando   bajo los hechos  y fundamentos   expresados,   y  dicha  resolución   debe  además   hacer  un  pronunciamiento especial  sobre la obligatoriedad del principio republicano de la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia de la República que manda el párrafo segundo del artículo 4 de la constitución y sobre el artículo constitucional 240 num,eral3

Relativo a la prohibición del Comandante General de las Fuerzas Armadas que ostenta el señor Juan Orlando Hernández el cual le prohibe ser candidato a la presidencia de la República y consecuentemente tampoco puede ser reelecto como presidente de la República.  

Tegucigalpa, M.D.C. 17/10/2017

Convergencia Contra el Continuismo 

Pena de muerte : Hechos y cifras en 2017



El 10 de octubre de 2017, la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte y las organizaciones abolicionistas de todo el mundo celebraron el 15º Día Mundial contra la Pena de Muerte, en el que se centra la atención en el lado discriminatorio de la pena de muerte; a menudo se aplica a las personas de los entornos más desfavorecidos.

Ver aquí los hechos y las cifras en 2017 (en inglés)  361082320-Death-Penalty-Facts-Figures-2017