viernes, 10 de diciembre de 2010

Coyuntura en Honduras y en el FNRP

Rebelión
Por Delfina Bermúdez


Parte 1
Con el aumento de alrededor de 5% en el salario mínimo mientras la canasta de alimentos creció más del 10%; y con la aprobación de la ley de empleo temporal la oligarquía ha dado un paso más en las medidas para profundizar un modelo de capitalismo salvaje de grandes ganancias basado en salarios de hambre y legalizando la situación ya precaria que vive más del 80% de la clase trabajadora, es decir: sin cobrar el 7mo día, vacaciones, aguinaldo, catorceavo mes y sin acceso al seguro social o cualquier servicio de salud digno. Estas medidas reducirán anualmente en más de 25% los ingresos de la clase trabajadora, profundizarán la pobreza, con la contra cara en igual proporción del incremento en las ganancias de las empresas.

Además, ya se están dando nuevas subidas de precios en harina de trigo, maíz, arroz, pollo, huevos y otros productos debido al incremento mundial en los alimentos de más del 70% en trigo y de 40% en maíz.

Esto se suma al incumplimiento de parte de las grandes empresas al pago de la seguridad social, la evasión fiscal con declaraciones de pírricas ganancias ante la DEI por las grandes empresas, la ampliación de la evasión fiscal con las leyes de exención de impuestos de las “comidas rápidas” – más de 500 millones de dólares-, la evasión con la promoción “regale una moneda a los pobres” de los supermercados golpistas que luego lo descuentan de impuestos y la denuncia a inicios de este gobierno, de parte del Ministro de Finanzas; de que desde hace muchos años hay evasiones de impuestos anuales de más de 300 millones de dólares de supermercados Paiz – sucursal de la multinacional gringa Wallmart – y de otras grandes empresas.

Se acrecienta el control brutal del empresariado golpista sobre el agua, con las concesiones hidroeléctricas; del suelo con las leyes de minería y sobre los bienes y patrimonio del Estado central y del gobierno municipal capitalino con el aumento – desde que se dio el golpe en Junio 2009 – en más de 40 mil millones de lempiras de la deuda interna contraída a altas tasas y corto plazo – 5 a 10 años – con la banca golpista en especial el Grupo FICOHSA de los hermanos Atala quienes financiaron el lobby golpista en Washington para reconocer al gobierno golpista en Julio 2009. Atala ha financiado las campañas políticas de su exempleado en el Grupo FICOHSA Ricardo Álvarez cobrándose con cuchara grande este apoyo con el control de puestos claves y recibiendo beneficios de licitaciones y acceso privilegiado a la información en la comuna capitalina.

Se profundiza el conflicto por la tierra en el Aguan entre el campesinado patriota y el empresario árabe golpista Miguel Facussé Barjum quien reclama desde los medios de comunicación tarifados la protección de la santa “propiedad privada” – sobre tierras nacionales usurpadas al Estado- y menosprecia la vida justificando el asesinato de compatriotas en el Aguan por parte de sus fuerzas de choque.

No coma los productos de las marcas de Miguel Facussé: Jugos del Valle, Alimentos “Issima”, Churros Zambos y Yummies.

La oligarquía golpista controla el Estado
Arturo Corrales quien encabezó al equipo de negociación de la dictadura de Micheletti mientras Zelaya estaba cautivo y bajo tortura psicológica en la Embajada del Brasil, es el actual Ministro de la estratégica Secretaría de Planificación desde donde controla los temas de ordenamiento territorial y las leyes para manipular el acceso a recursos estratégicos como tierra y bosque. Corrales es cínicamente el propietario de una firma –Ingeniería Gerencial– que ha hecho grandes negocios con la venta de información, mapas y estudios de suelos y recursos en el país. Corrales es el mismo que pergeñó las dilatorias y artimañas para hacer fracasar el diálogo y generar un acuerdo que luego el Congreso no aceptó y dio paso a las amañadas elecciones de Noviembre de 2009. Ha sido además activo emisario de éste gobierno de facto ante la OEA y otros foros y gobiernos en los intentos desesperados de reconocimiento del Jefe de Estado Pepe Lobo.

Juan Orlando Hernández, Presidente del Congreso ha nombrado a su hermana, Hilda Hernández, en el Ministerio de Desarrollo Social donde se controlan y manipulan enormes recursos de la ERP y otros fondos sociales en medio de la enorme crisis social que sufre nuestro pueblo.

Mario Canahuati, Ministro de Relaciones Exteriores, ex candidato del Partido Nacional en sus internas, es propietario del emporio de maquilas LOVABLE que financió también el lobby golpista en Washington luego de la expulsión de Manuel Zelaya.

No compre mas Brazieres ni calzones Lovable.

Vilma Morales, ex Presidenta de la Cortes Suprema de Justicia fue también miembro de la comisión negociadora golpista de Michelleti en Noviembre 2009; tienen un puesto de dirección en la Comisión Nacional de Banca y Seguros.

La hija mayor del Jefe de Estado Sosa ha sido nombrada como representante de Honduras en el BCIE con un salario de más de 100 mil lempiras mensuales y sin ninguna experiencia para un puesto de ese tamaño.

En el servicio exterior han sido nombrados personajes fieles al golpe: Lizzy Flores nos ofende con su corto intelecto al ser nombrada Embajadora ante NNUU – hija y mandadera de Carlos Roberto Flores Facusse dirigente del golpe, ex presidente liberal, empresario árabe dueño del periódico La Tribuna quien viajó el día mismo del golpe a cabildear a Washington; Roberto Flores Bermúdez es embajador en Suiza, Lizetthe Kawas en Colombia, Norman García – operador en FIDE para empoderar las maquilas que no pagan impuestos –, íntimo amigo de Rafael Leonardo Callejas es embajador en España; Ramón Hernández Alcerro, ex ministro de Gobernación de Callejas es Embajador en Estados Unidos; así golpistas padres, hijos y parientes maman de la teta pública con salarios de más de 5 mil dólares mensuales como embajadores, agregados comerciales y cónsules; o reciben becas para hacer sus estudios.

La Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público que ordenó la expulsión de Zelaya están intactos y más de 70 de los actuales diputados del Congreso Nacional, del Partido Liberal, Nacional, Democratacristiano y PINU-SD, forman parte del grupo apátrida que voto para aceptar la “renuncia” falsificada de Zelaya en Junio de 2009 y hacer la “sucesión presidencial” nombrando al dictador Michelleti; y que luego en Noviembre de 2009 pusieron punto final a cualquier posibilidad de reconciliación en el país cuando en votación nominal ratificaron que no aceptaban el acuerdo mediante el cual Manuel Zelaya retornaría al poder en Honduras para que se retomara el orden constitucional y se dieran elecciones bajo cierta legalidad.

Se han concretado barridas de personal a todo nivel en ministerios y en empresas públicas como SANAA, agua, y HONDUTEL telecomunicaciones. Esta última la Gerencia el General Romero quien como Comandante de las Fuerzas Armadas se hizo cargo de sacar a Zelaya de su casa y expulsarlo. El Jefe del Estado Mayor en ese entonces es ahora el Jefe de la oficina de Migración y extranjería.

Y esto es sólo una minúscula muestra de la interminable lista de funcionarios que forman parte del corazón del golpe, ese golpe que el Jefe de Estado Lobo ha tenido que reconocer en sus periplos por el mundo en desesperada y fracasada búsqueda de reconocimiento.

Boca pagada en los medios golpistas
Mientras tanto, los medios de comunicación de las radios Emisoras Unidas (HRN) Y Audio Video (Radio América), canales 10, grupo Televicentro (3,5, 7) y Abriendo Brecha de Wong Arévalo; los periódicos La Tribuna y La Prensa y El Heraldo (de Larach) controlan más de 80% del espectro radial y televisivo y de la prensa escrita; son cajas de resonancia del aparato golpista y encubren la corrupción y siguen aumentando sus ganancias con el viejo negocio de pedir mordida para mantener la boca cerrada.

NNUU en Honduras: Una vergüenza
Mientras que la Asamblea de las Naciones Unidas condenó fuertemente el golpe de estado y llamo a no reconocerlo a nivel internacional condenando sistemáticamente la falta de respeto a los DDHH; en Honduras una élite conservadora de funcionarios corruptos y de muy bajo porte perpetua una alianza con la élite política y económica conservadora y golpista. Es este mismo grupo de funcionarios que luego del golpe enviaron sus emisarias a Washington a argumentar que lo que había ocurrido en Honduras era una exitosa “sucesión constitucional” y que debieron regresar con la cola entre las patas con el llamado de atención de sus superiores a nivel mundial.

De esta manera las NNUU desperdicia una oportunidad histórica de jugar un papel central facilitando el diálogo, reconociendo al FNRP como fuerza beligerante haciendo contrapeso a este gobierno de facto. En cambio estos funcionarios de NNUU en Honduras se acercan presurosos a los nuevos ministros con dádivas para cerrar nuevos proyectos, desembolsar recursos y oxigenar a un gobierno corrupto en donde están incrustadas las más destacadas figuras del golpe de Estado.  

* Delfina Bermúdez, Profesora en Resistencia